El refugio del "Che" en la Patagonia

A casi un año de su apertura, el museo La Pastera recibió más de 8.000 visitantes

20 may 2009 - 00:00

NEUQUÉN/SAN MARTÍN DE LOS ANDES (AN).- Rendir homenaje a Ernesto "Che" Guevara ha sido el objetivo, el motor que movilizó durante años a los trabajadores del Parque Nacional Lanín y que finalmente se cristalizó en junio de 2008, cuando inauguró La Pastera museo del Che, la casa de San Martín de los Andes donde el Che se alojó junto con su amigo Alberto Granado, allá por enero de 1952, durante su viaje en moto por Sudamérica.

Casi sesenta años después, este edificio construido en 1946 fue transformado por ATE y Parques Nacionales en un espacio que recrea la vida del revolucionario argentino a través de paneles dinámicos e informativos, revelando la visión política de Ernesto Guevara, su pensamiento y numerosas imágenes inéditas.

El sitio conserva intacta la habitación donde durmieron el Che y Granado en el verano de 1952, ambientada con fardos de pasto como aquellos que los recibieron durante su paso por la cordillera. Hay videos, música, fotografías, libros editados, música, y otras joyas de colección que ayudan a reflexionar sobre la figura de uno de los personajes más emblemáticos de la historia. Desde su apertura, hace casi un año, el museo La Pastera ya recibió más de 8 mil personas.

"No somos un museo tradicional, nuestra intención es construir un centro de información de la acción y el pensamiento del Che, el fuerte es la información", indicó Darío Fuentes, coordinador nacional de La Pastera museo del Che. Y adelantó que para el aniversario del museo se firmará un convenio de "hermanamiento" o cooperación mutua entre ésta institución y el Memorial Ernesto Che Guevara de Cuba, donde permanecen los restos del guerrillero.

Contó, además, que en junio será presentado en el Congreso de la Nación el itinerario turístico y cultural que agrupe a las instituciones de todo el país que rindan tributo a la figura y el pensamiento del líder guerrillero. La ruta "Por los caminos del Che" unirá la ciudad de Rosario donde nació Guevara y los museos de Alta Gracia (Córdoba) y Caraguatay (Misiones), que fueron habitados por la familia Guevara De la Serna durante la infancia de Ernesto y, por supuesto, La Pastera.

"El primer ataque contra un dispensario de Salud Pública falló completamente, pero se nos indicó que podíamos hacer parecida tentativa en las dependencias de Parques Nacionales, cuyo intendente acertó pasar allí y nos dio enseguida alojamiento en uno de los galpones de herramientas de la citada dependencia. Por la noche llegó el sereno, un gordo de 140 kilogramos bien medido y una cara a prueba de balas, que nos trató con mucha amabilidad, dándonos permiso para cocinar en su cuchitril. Esa primera noche la pasamos perfectamente, durmiendo entre la paja de que estaba provisto el galpón, bien abrigados, lo que se hace necesario en estas comarcas donde las noches son bastantes frías", escribió el Che en sus "Notas de viaje" en 1952. Justo cuando llegó a San Martín -como relató- "un lugar precioso, en medio de bosques vírgenes con un lago lindísimo".

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.