El terrorismo de estado chileno y la normalidad del horror en la tele

Se estrenó serie “Mary & Mike”, una coproducción de Chilevisión y Space

14 mar 2018 - 13:41

La miniserie chilena “Mary & Mike” propone un retrato de la impunidad y cotidianidad del terrorismo de Estado durante los primeros años de la dictadura pinochetista a través de la historia, basada en hechos reales, del matrimonio conformado por una escritora y un joven estadounidense que trabajó para el servicio de inteligencia trasandino y que, entre otros hitos, ejecutó el atentado en Buenos Aires en el que murió el jefe del Ejército de Chile, Carlos Prats.

Protagonizada por los chilenos Mariana Loyola y Andrés Rillón, la serie es una coproducción entre Chilevisión y la señal Space, que anoche emitió el primero de sus seis capítulos en los cableoperadores de Argentina y el resto de América Latina.

La puntillosa ambientación de la ciudad de Santiago en mediados de la década de 1970, el diseño de producción, las locaciones, el vestuario y el maquillaje; todo denota un nivel presupuestario que poco tiene que envidiar a las series del hemisferio norte.

La inversión obedece a la decidida apuesta en la que el grupo mediático Turner está empeñado, desde hace ya por lo menos dos o tres años, en la producción de ficción de calidad y exportable en Latinoamérica.

Por caso, en Argentina y a través de TNT y TNT Series, Turner ha tomado la delantera en la coproducción de series locales al asociarse con Underground, Pol-ka, Telefe y Cablevisión en exitosas ficciones como “Un gallo para Esculapio”, “La fragilidad de los cuerpos” o “El maestro”.

Como una versión más realista de la serie estadounidense “The Americans”, que presentaba a una pareja de espías soviéticos infiltrados como un matrimonio convencional norteamericano en la Washington DC en la época de la administración de Ronald Reagan, “Mary & Mike” parte de la historia de una pareja y su “infrecuente” vida cotidiana.

Es que aunque ficcionalizada, la trama sigue las andanzas de Mariana Callejas y Michael Townley, el verdadero par de civiles que entre 1974 y 1977 operaron para la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) chileno, el organismo militar y profesional creado para perseguir y desarticular partidos políticos de izquierda, organizaciones sociales y toda agrupación simpatizante con el depuesto Salvador Allende.

El horror como normalidad en la serie toma cuerpo en la doble vida de la pareja, con una mansión en el exclusivo barrio santiaguino de Lo Curro en la que crecen sus hijos al tiempo que Mike prepara bombas o sus subalternos interrogan picana en mano a un cura anti-pinochetista.

Una hija adolescente descansa junto a la pileta, su hermanito juega con su cachorro en el jardín y la mucama barre las hojas caídas en la entrada para vehículos; todos permanecen al margen de lo que ocurre en la cochera, donde el sacerdote es torturado hasta los límites de su resistencia física.

Gracias a su ambición y capacidad de conseguir resultados a la hora de colocar micrófonos ocultos o secuestrar y torturar disidentes, el primer episodio mostró a unos orgullosos Mary y Mike recibidos por el general Augusto Pinochet, al que convencen de ser los indicados para viajar a la Argentina a asesinar al anterior jefe del Ejército del gobierno de Allende, Carlos Prats.

“Mary & Mike” puede verse los martes a la medianoche por Space, en tanto que al día siguiente cada capítulo nuevo estará a disposición en la plataforma de streaming de Cablevisión Flow.

Télam

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.