Espectáculos: entre el achique y la expansión

02 ene 2018 - 13:10

El año que dejamos estuvo marcado, en parte, por las dificultades económicas tanto de las productoras locales como del público al momento de elegir qué ver para saber qué (y cuánto) pagar. Aún así, fue una temporada con muy interesantes y variadas visitas, sobre todo en lo musical. Más allá de la coyuntura económica, la ciudad de Neuquén ya está lista para artistas internacionales. La visita de Megadeth, el año pasado, llenando un Ruca Che y medio en dos fechas es un buen ejemplo.

Roy Hargrove, Maceo Parker, Buika, Joaquín Sabina y Apocalyptica colmaron expectativas y agotaron entradas. En menor medida, Carl Palmer (ex-Emerson, Lake & Palmer) y los explosivos stoner The Atomix Bitchwax. En esta lista podría inscribirse, por qué no, Gustavo Santaolalla, un artista argentino, pero con amplio recorrido en los Estados Unidos.

Ahora bien, una inclusión de la plaza neuquina en la agenda de los artistas internacionales tiene que ver con el crecimiento demográfico de la región, pero también con cierto hastío hacia las propuestas nacionales: más de lo mismo, poca novedad.

El “achique” de los shows es una buena muestra de esto: sin contar a Sabina, salvo Abel Pintos, ningún artista popular argentino tocó el año pasado en el Ruca Che, el estadio cerrado más grande de la región. Los Nocheros se presentaron en el Casino Magic y Luciano Pereyra en el gimnasio del Parque Central. Dos espacios evidentemente más chicos. Ni hablar de las bandas de rock.

Lo que vendrá es incierto: salvo Marky Ramone, un artista de afuera, el próximo 9 de marzo, y un show reprogramado de Guasones, el 17 de marzo, ambos en una disco de Cipolletti; ningún otro show está confirmado para el 2018.

El problema que afronta la región, y Neuquén en particular, es la falta de un espacio adecuado para shows que exijan calidad y cantidad, uno con las características del Cine Teatro Español, pero con al menos el doble de butacas. Los shows allí desbordaron, pero las casi 700 butacas obligaron a las productoras a vender tickets demasiado caros para el bolsillo local.

El cierre del año pasado le reservó al cine regional una muy buena noticia y otra que va camino a serla. Desde las últimas semanas la provincia de Neuquén cuenta con su propia ley de Cine, que buscará atraer producciones nacionales e internacionales en suelo neuquino, pero sobre todo fomentará y financiará proyectos audiovisuales regionales. Un dato no menor es que para el 2018 quedó pendiente su reglamentación. Sólo entonces se verá su real valor. Por su parte, el Poder Ejecutivo rionegrino presentó en la Legislatura un proyecto similar que buscará su aprobación el próximo año.

Incluir la plaza neuquina en la agenda internacional tiene que ver con el crecimiento de la región, pero también con cierto hastío hacia las propuestas nacionales.

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección