"Fats" Fernández, en una apertura de lujo

El Bolsón Jazz Festival tendrá hoy la última jornada artística y proseguirá mañana con clínicas para músicos

02 dic 2007 - 00:00

EL BOLSÓN (AEB).- La presencia nada menos que del trompetista Roberto "Fats" Fernández fue la apertura musical del Festival Internacional de Jazz, que lo tiene en la doble condición de intérprete y homenajeado por su extraordinaria trayectoria.

La ceremonia inaugural fue en el resto-bar de Belgrano y Berutti. En el lugar, colmado de público, los titulares de la asociación civil Patagonia Jazz, que organiza el evento ya en su séptima edición, agradecieron las múltiples ayudas recibidas.

"Fats" Fernández, presente en la conferencia de prensa intervino con su cálido don de gentes: la sencillez de un grande que ha tocado junto a solistas y orquestas célebres en el mundo, como Roy Eldridge, Ray Barreto, Lionel Hampton o Chick Corea.

Esa misma modestia, desprovista de cualquier artilugio de "estrella", fue la que desplegó luego en un mini - recital con que cerró la primera noche del festival.

Acompañado de Pablo Raposso en teclados, el trompetista interpretó "El toque de tus labios", "Habla bajo" y "Sólo pensar en ti", tema del que trajo a recuerdo una versión memorable, según dijo, con Harry James en el instrumento y como notable vocalista, la rubia Doris Day, a quien muchos no han olvidado en sus papeles protagónicos de toda una era de comedias románticas de Hollywood, en los '60.

Roberto "Fats" Fernández intercaló en su recital comentarios acerca de la última placa, después de cinco o seis años sin grabar, un período en que no estuvo en condiciones físicas ni mentales de hacerlo. "Cuando me estabilicé emocionalmente, lo grabé", añadió. "Esas cosas pasan muchas veces" dijo- sobre todo dirigiéndose a los varios músicos presentes.

"Tiene que ver con el miedo a este fierro (el micrófono), te deschava todo".

El artista refirió su edad -70 años- y dijo que lleva 64 años con la trompeta.

"Dios me ayuda mucho", pareció resumir en ello su fuerza y vitalidad notorios; luego agradeció reiteradamente al público por estar en El Bolsón y haberlo escuchado.

Semejante humildad después del regalo de sus sonidos disparó andanada de aplausos y hurras en el atestado y pequeño auditorio. El final fue con la balada de la "Milonga del Angel", de Piazzolla.

 

MÓNICA JOFRÉ

 

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.