“Los ricos no piden permiso” alcanzó los 16.4 puntos de rating

La súper producción de El Trece comienza con grandes misterios, poderosos deslumbrados por una misma mujer y un despliegue estético casi tan imponente como el elenco elegido para llevar a cabo esta historia.

12 ene 2016 - 00:00

“Los ricos no piden permiso” arrancó anoche en la pantalla de canal Trece, precedidos por Esperanza Mía que les dejó un piso de 12.6 puntos, a las 22.32 alcanzaron los 13.7, contra 12.04 de Qué culpa tiene Fatmagul, de Telefe. Minutos antes de las 23, la ficción ganó adeptos, llegando a los 16.4 puntos, mientras que su competencia estaba en 12.

En las primeras escenas, la ficción que promete ser un culebrón hecho y derecho, mostró el primer acercamiento de tinte romántico que tendrá la historia.

Allí estaba Rafael Medina (Luciano Castro), capataz de la estancia, sin remera, refrescándose en el lago y siendo espiado por Ana Villalba (Sabrina Garciarena), que está perdidamente enamorada de él de un modo casi infantil.

Este será uno de los puntos fuertes de la trama entre las dos clases sociales (los dueños de la estancia y el grupo que los sirve), eje de los conflictos.

Gonzalo Heredia es otro de los personajes atrapantes de la historia y que también provocó suspiros en las redes sociales. Su personaje forma parte de la familia Villalba y tendrá una historia de amor con el de Agustina Cherri. Si bien está casado con Josefina (Eva De Dominici), mantendrá relaciones amorosas con ese sector de la casa, el de la “servidumbre”.

La ficción, escrita por Marcos Carnevalle y dirigida por Rodolfo Antúnez y Gustavo Luppi, mostrará enredos, historias de amor e intereses económicos alrededor de dos sectores: una familia aristócrática, dueña de una gran estancia en cuya casona convive con otro sector, el de la servidumbre, alojada en la parte de abajo.

Ratingcero.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.