Obras a cielo abierto en Bariloche

En el Paseo de las Colectividades hay esculturas de artistas de Sudamérica.

09 ene 2010 - 00:00

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Paseo de las Colectividades, una plaza céntrica de fuerte pendiente, comenzó a ser usada como una galería de arte contemporáneo a cielo abierto y sería decorada con obras de escultores de Sudamérica.

El proyecto forma parte de un ciclo de intervenciones urbanas para evidenciar la presencia del inquietante coloso austrocedrus (un árbol histórico que habitó el lugar) y es organizado por Lorraine Green, Mercedes Schamber, Lucrecia Urbano y Ruth Viegener, con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes, a través de una beca nacional para proyectos grupales del año 2009.

La apertura de la muestra de arte contemporáneo a cielo abierto contó con la asistencia de artistas locales y representantes de las colectividades residentes en la ciudad. Los organizadores explicaron que "numerosos grupos habitaron junto al lago Nahuel Huapi, desde los manzaneros, mapuches o tehuelches, a distintas nacionalidades europeas, chilenos, sirio libaneses y por supuesto argentinos o criollos.

La primera obra corresponde a la artista Mónica Girón, denominada Kol Homo Sapiens. Es una pieza realizada en granito gris mara y piedras duras, diseñada para ser expuesta al aire libre, en el riguroso clima patagónico.

La escultura de Girón incluye cubos como juego para aprender palabras para niños o como dados, dan cuenta del aspecto más misterioso e inestable de la historia de la humanidad en general y de la colonización de esta zona en particular. Las cabezas en cambio dan cuenta de la capacidad del humano de saber y de hacer cultura.

El paseo se encuentra entre las calles Moreno, Palacios, Beschtedt y la fachada y patio posterior de la emblemática escuela N° 16 "Francisco Pascasio Moreno" cuyo frente da sobre la calle Elflein. Esta escuela, la primera en Bariloche fue fundada en 1908 y se mudó en 1930 al edificio que hoy la alberga.

Girón recordó que su infancia "giró en cierto sentido alrededor de la calle Moreno". "Sobre esta calle se encuentran el hospital zonal adonde nací, mi casa de la infancia y adolescencia y la escuela 16 adonde terminé mi escuela primaria", explicó. Dijo que mientras cursaba el cuarto grado recibió un premio en un concurso escolar de pintura: la imagen estaba basada en una suerte de relato que recuerda como fantasioso y adaptado (políticamente correcto) sobre la relación entre el perito Francisco Moreno (representando al Estado) y los caciques (habitantes de la zona) y la escena en la pintura representaba un encuentro bajo el mítico y ausente ciprés.

"Realizar una pieza para este paseo es un desafío y un honor. Me alegra compartir con austrocedrus en la compleja y polémica construcción cultural de la urbanización barilochense", explicó la artista, nacida en esta ciudad pero residente hace años en la ciudad de Buenos Aires.

En la plaza podrán exhibir sus obras artistas sudamericanos que participen de los concursos y tendrán a disposición un pequeño aporte económico para terminar sus obras. Entre los objetivos de la iniciativa se destacan propiciar un laboratorio de prácticas artísticas para la experimentación del arte contemporáneo, promoviendo conciencia crítica, autonomía de pensamiento, compromiso intelectual y artístico.

Paralelamente se propone generar un espacio abierto y diferente que permita pensar sobre temas vinculados al arte contemporáneo y también a las relaciones e intereses, preocupaciones, deseos particulares y colectivos en interacción con el contexto social y urbano en el gran marco natural en donde se desarrollan.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.