Pato Vela: Sonidos que viajan de Neuquén a Tanzania

María Marta “Pato” Vela recorrió Asia y Oceanía tocando a la gorra en las calles. Ahora está en España y su próxima meta es crear un parque musical en África.

05 jun 2018 - 00:00

Todo empezó cuando escuchó cantar a los artistas callejeros por primera vez. Tenía cinco años y nunca olvidó ese mundo de sonidos e imágenes que se abría frente a ella en Neuquén, en aquellos tiempos de crecer en el barrio Jardines del Rey. Mucho después, a la hora de elegir qué estudiar, optó por el profesorado de guitarra en el Instituto Universitario Patagónico de las Artes, en Roca, donde también sería docente. En el 2017, a los 31, Pato Vela supo que era el momento de ir por más: comenzaba una larga aventura que tras Nueva Zelanda, Australia, Indonesia, Malasia, Tailandia, Marruecos y España está a punto de llevarla a Tanzania para concretar otro sueño, el de crear un parque musical.

¿Por qué Nueva Zelanda como primera escala? Buscó conseguir una visa cada vez más popular entre los jóvenes argentinos, la Working and Holliday, que permite transitar y trabajar durante 12 meses. Se otorgan sólo mil por año y durante horas actualizó y actualizó la página con la ilusión de conseguir una, pero no hubo caso. “Como tenía todo armado, me fui igual”, cuenta.

Pato Vela: Sonidos que viajan de Neuquén a Tanzania
Bali. Clase al aire libre, en un círculo. Fue docente en el IUPA (Roca) donde estudió guitarra.

Tanto en sus tres meses allí como en los que siguieron en Australia, aprovechó para recorrer escuelas y en todas encontró lo mismo: “Clases encerradas entre cuatro paredes, cero interacción”. También empezó a cantar en las calles, como soñó desde chica. Y comprobó la calidez de los habitantes de los pequeños pueblitos del interior australiano: le preguntaban si tenía donde dormir o le dejaban comida.

Con los billetes que encontraba cada noche en su gorro tejido a crochet con el cartelito de viajera sudamericana, supo, además, que podía viajar y vivir de su guitarra y su voz: “Todo eso que antes no me animaba”. En el país de los canguros participó de la creación colectiva de aulas naturales con chicos, padres y docentes: estructuras de tierra, capa sobre capa, trabajadas con un martillo hidráulico. “Inolvidable”, dice desde Granada, Andalucía, donde para ahora.

Las rutas de Oceanía le tenían guardadas más sorpresas: conocer a su compañero Jaime (31 años, diseñador y artesano español) y a su amigo Vinicius (28, ingeniero brasileño). Tres almas viajeras que comparten el amor por la música y la pasión por la enseñanza al aire libre, sin jerarquías de sillas y escritorios ni límites de paredes, con juegos, bailes y un círculo que iguala a maestros y alumnos. Lo pusieron en práctica, por ejemplo, en una escuela de Bali y recibieron al irse la mejor de las preguntas de los chicos: “¿Vuelven mañana?”

Image
Proyecto Mongó. Con Jaime y Vini, compañeros de aventuras.

Ahora es el momento de intentarlo en Tanzania. ¿Por qué este país de la costa este africana? En el camino conocieron a Jessica, la responsable de un orfanato de la ONG Caring Africa en Moshi, pueblo a los pies del monte Kilimanjaro donde niños sin padres encuentran una nueva oportunidad a través del arte. Y de la charla surgió el entusiasmo compartido y la idea de montar allí el primero de los parques musicales de Proyecto Mongó, como lo bautizaron con Jaime y Vini.

Para eso juntan el dinero necesario a través de un mecanismo de financiación colectiva (crowfunding) en la plataforma Indiegogo. Ya reunieron 2.857 euros, faltan 1.643 y la campaña de recaudación termina el 10 de junio.

El plan es montarlo durante tres meses a partir de septiembre: diseñarlo con los chicos, armar el huerto, crear los instrumentos con materiales reciclables, explorar los sonidos y las materias tradicionales en aulas al aire libre. “Siempre supe que iba a hacer esto”, dice Pato, antes de salir a cantar en la ciudad de la Alhambra, ahora con un cartelito de Proyecto Mongó en el gorrito.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.