Pedro Aznar sigue con la gira de “Resonancia”

El músico y compositor trae a la región, en una gira patagónica que lo llevará hasta Ushuaia, un espectáculo en el que hace un recorrido por sus 35 años como solista.

14 mar 2018 - 00:00

Hace 35 años Pedro Aznar editó su primer disco solista y con él comenzó un recorrido que lo llevó a ser uno de los músicos populares más prestigiosos del país. Casi como un balance de ese camino creó “Resonancia” un espectáculo con el que hará una extensa gira por la Patagonia. El compositor e intérprete explicó cómo es esta propuesta.

P- Regresás a la Patagonia con un espectáculo que recorre tu etapa solista. ¿Cómo será el show en Roca y Neuquén?

R- Voy a tocar canciones de cada uno de mis 18 discos, como parte de la gira “Resonancia”, que es una celebración de 35 años como solista. Haré todo el repertorio en orden cronológico, como un viaje a través del tiempo. Va a ser un show unipersonal. La cercanía que se logra en este formato es muy especial. En muchos casos permite descubrir la esencia de las canciones, o asomarse a su arquitectura, como en el caso de “Because”, que hago en tres tomas, superponiendo las voces e instrumentos grabándolos en vivo, convirtiendo el escenario en una especie de estudio de grabación.

P- Pasaron 35 años desde la edición de tu primer disco en 1982, que grabaste en la Argentina pero que cuando se editó ya estabas estudiando en Berklee. ¿Cómo fue reencontrarte con él?

R- ¡Fue muy emocionante! Ese disco lo hizo un chico de 22 años con la cabeza llena de sueños y ambiciones artísticas, y encontré la vara puesta muy alto. Lo bueno es que siento que todo mi trabajo posterior es una continuación de esa apuesta por dar lo mejor de mí.

P- En esa época pasaste de estar en Seru Giran, en una banda reconocida, que llenaba estadios, la número uno del país, a comenzar un camino distinto, solo. ¿Qué buscabas?

R- Buscaba encontrar mi propia identidad como músico, como compositor, como artista. Y en este balance que implicó la realización de “Resonancia” eso es lo que saco en limpio: hay un lenguaje propio que construí en este tiempo, y que hoy rinde hermosos frutos.

“La música, por supuesto, tiene la magia y el poder de tocar las fibras más hondas del corazón”.
cree el autor de “Deja la vida volar”.

P- En tus trabajos abordás distintos géneros, pasás del rock al jazz, al folclore argentino y latinoamericano. ¿Quiénes son tus referentes en ellos?

R- En rock, Beatles, Sting, Soundgarden, Radiohead. En jazz, Miles Davis, Chet Baker, Brad Mehldau. En folclore y música popular latinoamericana, Mercedes Sosa, Atahualpa Yupanqui, Ástor Piazzolla, Tom Jobim, Violeta Parra.

P- Componés tus temas y hacés versiones de obras de otros autores. ¿Cómo las elegís? ¿Cómo las abordás para hacerlas tuyas?

R- Elijo canciones que me hubiera gustado escribir a mí, o que hubiese escrito si hubiera vivido esas mismas historias. Esa la manera de sentirlas como propias, y cuando versiono al castellano, disfruto mucho el desafío poético que significa traducir conservando métricas, rimas, sentido y sonoridad de las palabras.

P- ¿Con qué criterio elegiste los temas que forman este espectáculo?

R- No es fácil armar un repertorio que resuma una carrera tan larga, ya que necesariamente hay que hacer un recorte, pero creo que el que armé es justamente representativo.

Le di lugar a las clásicas que todos quieren escuchar y a algunas otras que expresan muy bien el espíritu de los discos de donde provienen. Es un show potente y emocionante.

P- ¿Preparar “Resonancia”, fue una especie de balance de tu carrera?

R- Sí, y resultó altamente positivo. Me hizo tomar completa conciencia del camino recorrido, y eso es muy importante en dos sentidos: para celebrar y disfrutar lo logrado, y para encarar con más fuerza y convicción lo que vendrá. Fue un trabajo intenso, de más de un año, emocionante y muy movilizador. Es un proyecto muy grande, ya que estamos lanzando, junto con la gira, una caja con 18 discos, muchos de ellos remasterizados, lo que los hace convivir sonoramente de manera muy congruente, con todas las carátulas reformuladas y unificadas al mismo criterio estético, un EP de cuatro canciones nuevas compuestas y grabadas este año, a modo de inserción en el momento presente y apuesta al futuro, y un libro de 96 páginas con fotos inéditas, anécdotas, reflexiones y todos los discos desarrollados in extenso, canción por canción, tratando sobre las motivaciones, inspiraciones y desafíos técnicos de cada una. Todo esto escrito en primera persona. Es más que una bitácora. Es un testamento, que mira lo pasado con cariño y satisfacción, y prepara un salto al futuro.

P- Y a partir de aquí, ¡cómo ves tu futuro?

R- Con más música, claro, y redoblando la apuesta, también, en mis otras profesiones.

P- Además de componer música, editaste dos libros de poesía, expusiste tus fotografías y hacés vinos. ¿Qué te aporta cada una de esas disciplinas?

R- Siempre digo que lo que subyace a toda expresión artística es una mirada poética. Es necesario ver el mundo con ojos de poeta para poder hacer arte significativo en cualquier disciplina. La fotografía es una manera muy hermosa de atrapar un momento y convertirlo en emoción, como una máquina del tiempo que pinta. Hacer vino para el proyecto “Abremundos”, junto a mi socio, el enólogo Marcelo Pelleriti, es la concreción de un sueño de muchos años, y un ejercicio creativo que abarca todos los sentidos. Y la música, por supuesto, tiene la magia y el poder de tocar las fibras más hondas del corazón.

Una extensa gira patagónica
Hoy, a las 22, y mañana, a las 21, en el Casino Magic (Planas 4005), Neuquén capital
Domingo, a las 21, en el Cine Rex de Cutral Co
Martes 20, a las 21:30, en el Centro Cultural Cotesma, San Martín de los Andes
Miércoles 21, a las 21, en Bariloche
Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección