Cura de Neuquén realizó autocrítica





El sacerdote Rubén Capitanio dijo ayer ante el Tribunal Oral que enjuicia al ex capellán Christian Von Wernich que la Iglesia Católica «es responsable» por «no haber salvado» a las víctimas de la última dictadura militar y pidió perdón en nombre de la Institución, «que debió haber estado cerca de los crucificados y no de los crucificadores».

«Pido perdón al pueblo por no ser la Iglesia que debimos ser y haber estado cerca de los crucificados y no de los crucificadores», enunció Capitanio, párroco de Centenario, al declarar como testigo ante el Tribunal Federal Oral 1 de La Plata.

En la penúltima audiencia del juicio oral y público a Von Wernich, el sacerdote neuquino conmovió con su testimonio al expresar que «la Iglesia no mató pero no salvó, y por no haber salvado es responsable de las vidas» perdidas a manos del aparato represivo de la dictadura del período 1976-83.

Von Wernich, compañero de seminario de Capitanio, afronta cargos por homicidios, torturas y secuestros en virtud del rol que habría cumplido en la dictadura como presunto aliado de los represores y confesor del ex jefe policial Ramón Camps.

Capitanio fue uno de los primeros sacerdotes católicos que acompañaron a las Madres de Plaza de Mayo en la búsqueda de sus hijos, en plena dictadura, y ahora aportó un testimonio coherente con la postura autocrítica del Obispado de Neuquén.

La semana pasada el Obispado neuquino, que encabeza monseñor Marcelo Melani, reconoció en un documento el «silencio» de la Iglesia frente a los crímenes perpetrados por la dictadura.

(DyN)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cura de Neuquén realizó autocrítica