Custodiado por policías, Maradona sigue delicado

No hubo mayores cambios en su estado de salud.



La seguridad sobre Diego Maradona fue reforzada ayer, mientras que su estado de salud seguía siendo de gravedad y en las afueras del sanatorio donde está internado decenas de personas rezaban por él.

Un par de policías custodiaban la sala de terapia intensiva donde se encuentra el genio del fútbol, después que trascendiese que una persona quiso fotografiarlo en su lecho de enfermo. El parte médico de ayer señala que Maradona continúa con "pronóstico reservado", es decir que no se puede decir a ciencia cierta qué será de su futuro, y conectado a un respirador artificial. En definitiva, no hubo cambios en su estado de salud desde que ingresó al sanatorio Suizo-Argentino, en la zona norte de esta capital, con problemas cardíacos y pulmonares.

Ayer, por primera vez, el médico personal del '10' Alfredo Cahe no habló con la prensa, tal como lo hizo durante estos días. Cahe apenas se hizo ver cuando entró a visitar a su paciente. En su última aparición pública el martes, Cahe dijo que la internación de Maradona demandaría "largo tiempo".

A todo esto, la seguridad sobre Maradona fue reforzada después que en la noche del martes fue detenida una persona que habría fotografiado a Maradona en la sala de cuidados intensivos. Las autoridades de la Clínica Suizo-Argentina emitieron un comunicado en el que confirmaron que fue descubierto un empleado justo en el momento en que quería fotografiar a Diego Maradona en la sala de terapia intensiva. El hombre fue inmediatamente despedido.

A partir de esto, se reforzó la seguridad. En lugar de una persona afectada a esa tarea, a partir de ayer a la mañana son tres las que se ocupan de ello. La decisión fue tomada luego de que un empleado del sector de Electrónica de la clínica se acercó a sacar una fotografía del ex futbolista. Si bien el empleado consiguió su propósito, fue interceptado por personal de seguridad que le quitó el rollo y luego sufrió la apertura de un sumario.

Las visitas a Maradona siguen siendo muy restringidas y los que pueden verlo son sólo sus familiares directos, como su ex esposa Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Nerea. Afuera del sanatorio, suelen apostarse no menos de 200 personas a cualquier hora, ávidos por novedades. Los periodistas están separados de la multitud por un vallado de hierro. De esas vallas cuelgan rosarios y estampas de vírgenes y santos.

Tanto griterío, llevó a las autoridades de la clínica a difundir un comunicado el martes pidiendo mayor respeto para "los 170 enfermos que al igual que Maradona merecen mayor respeto y el derecho a una internación digna".

 

La infección es la prioridad

Maradona afrontaba ayer la crucial jugada de superar su infección pulmonar y respirar por sus propios medios, señalada como prioridad por sus médicos en el difícil partido por recuperar su salud, que demandará una larga hospitalización.

Su médico personal, Alfredo Cahe, advirtió que al ex capitán de la selección argentina le espera una larga internación. "La prioridad es controlar la infección pulmonar producto de haber aspirado su propio vómito", dijo una fuente médica. Añadió que dos hemocultivos "dieron positivo con crecimiento de una bacteria tipo coco en cadena" que en principio sería sencilla de combatir con un antibiótico. Maradona, de 43 años, experimentó algunas mejorías desde que ingresó el domingo también con una afección cardíaca. (AFP)

Notas asociadas: Cómo funciona el organismo de un adicto a la cocaína Nápoles, la ciudad que sufre por Diego La vuelta a Cuba  

Notas asociadas: Cómo funciona el organismo de un adicto a la cocaína Nápoles, la ciudad que sufre por Diego La vuelta a Cuba  


Comentarios


Custodiado por policías, Maradona sigue delicado