D'Alessandro se entrenó, pero ya se va



San Lorenzo retomó ayer por la mañana los trabajos en el Nuevo Gasómetro, tras la pretemporada de dos semanas realizada en Mar del Plata, y la principal novedad fue la presencia de Cristian Tula, quien está en conflicto con el club y llevaba quince días trabajando por su cuenta.

El defensor, que acusó una molestia en su tobillo derecho e hizo ejercicios diferenciados, tendría su futuro en el Deportivo Cali, club que lo contrataría a préstamo.

En tanto, Andrés D'Alessandro formó parte del entrenamiento, pero en las próximas horas quedará sellado su alejamiento de Boedo, para pasar al Inter de Porto Alegre, donde sería presentado mañana mismo. Los brasileños aseguran que hay acuerdo con Zaragoza, club dueño de los derechos federativos del futbolista, y que sólo falta presentar algunos avales bancarios para oficializar todo.

El empresario Gustavo Ranucci, uno de los dueños del 50 por ciento del pase de D'Alessandro, no confirmó, pero sí deslizó que las negociaciones están avanzadas para que el volante recale en el conjunto gaúcho.

Por el lado de San Lorenzo señalaron que "hasta el momento no hay información alguna sobre la venta de D'Alessandro", aunque el club no tiene poder sobre el futbolista, ya que el 50 por ciento de su pase pertenece al grupo inversor que integra, además de Ranucci, el empresario televisivo Marcelo Tinelli. Inclusive a última hora de anoche el propio presidente sanlorencista, Rafael Savino, confirmó a que D'Alessandro quería "irse, porque la oferta de 8.000.000 de dólares por cuatro años de contrato son impagables en Argentina".


Comentarios


D'Alessandro se entrenó, pero ya se va