Da Silva impuso un ritmo Da Silva impuso un ritmo



CIPOLLETTI (AC).- Si lo ocurrido en el desarrollo de la decimosexta edición de la “Corrida Ciudad de Cipolletti” debiera definirse por medio de la sensación, no quedan dudas que tendría que ver con la imagen de imbatible que mostró Rómulo Da Silva. El brasileño, dueño de un envidiable tranco, se impuso con autoridad y marcó una de las más grandes diferencias en una prueba de esta naturaleza.

Si hasta se dio tiempo de llegar haciendo el “avioncito” y levantando las manos a modo de agradecimiento hacia la multitud que lo aclamaba.

Una vez más, el espectáculo de mayor convocatoria de la ciudad tuvo el masivo respaldo de la comunidad y una organización acorde por parte de la Dirección de Deportes de la comuna local.

Lejos, muy lejos del ganador llegaron el uruguayo Néstor García, el mexicano Arturo Malaquias y el mejor argentino clasificado Antonio Silio.

De entrada quedó claro que la cosa estaría entre quienes conformaban el grupo de punta integrado por los antes mencionados además de los brasileños José Eloy, Edilson Vieira Silva, el mexicano Cerón Monserrat , el uruguayo Cristian Rosales, el keniata Paul Rotich y los nacionales Daniel Castro y Oscar Amaya.

Sin embargo a medida que desandaban los 12.000 metros el grupo comenzó a estirarse y pasaron a mandar con autoridad el ganador y García.

Poco pudo hacer un Silio voluntarioso pero no del todo preparado para afrontar una competencia de estas características.

También se notó que no estaba en condiciones de repetir la victoria del año anterior Daniel Castro aunque se mantuvo siempre entre los de adelante.

Ya en el cierre del tercer giro al llegar a Megelle y Avenida Alem, Da Silva comenzó a sacar una pequeña ventaja sobre García.

“Queríamos llegar tirando juntos pero me di cuenta que García comenzó a sentir el esfuerzo”, diría después.

De a poco, pero en forma contundente, el brasileño comenzó a estirar la ventaja, a tal punto que faltando medio giro nadie dudaba sobre su triunfo.

El final llegó con el festejo anticipado. Los últimos metros fueron en “vuelo rasante”, a brazos abiertos y agradeciendo a una multitud que le volvió a dar su aprobación a la prueba.

En mujeres, el nombre de Elisa Cobanea volvió a anotarse en lo más alto. Parece que el sólo hecho de participar le asegura a la tandilense el primer lugar. Ayer no tuvo contra.

Cobanea dejó atrás a Sandra Torres, Claudia Camargo, Mónica Cervera y Viviana Troncoso, a quienes les sacó una ventaja tal que no dio ni para preocuparse.

En la prueba familiar, disputada una hora antes, el triunfo le correspondió al neuquino Gustavo Chandía por amplio margen.

Se fue otra “Corrida” y se reafirmaron algunas cosas. Que el nivel competitivo crece año tras año. Que la atracción de los premios hace que muchos miren al sur para esta época y que el calor de la gente sigue sintiéndose con un respaldo que ayer volvió a ser multitudinario.

Apuntes: Una multitud siguió la prueba

A nadie le quedan dudas que el espectáculo masivo de la ciudad por excelencia es la Corrida. Desde 1986, año tras año ha ido incrementando la expectativa y de la mano con la participación de los principales atletas del país, muchos de primer nivel del exterior y de una convocante prueba familiar que en esta ocasión rondó los tres mil participantes ha conseguido meterse en la gente como uno de los acontecimientos tradicionales de la ciudad. Más de treinta mil personas que presenciaron la prueba así lo certificaron.

2003:Como es tradicional el intendente cipoleño Julio Arriaga fue uno de los tres mil participantes de la Corrida. Lo que a muchos les llamó la atención fue el número que le correspondió. Arriaga lució el 2003 sobre su espalda aunque negó cualquier alusión. Entre irónico e ingenuo dijo que “me inscribí en el paseo de la familia y prometieron llevarme el número a mi despacho. Cuando me lo acercaron noté que era el 2003. Yo corro con cualquiera, no tengo problemas”, mientras demostraba sus habilidades en aerobic.

Rácing: Entre los varios políticos que participaron de la prueba de 3 kilómetros también estuvo el ex intendente Julio Salto. “Rudy” se presentó a la prueba luciendo exultante una camiseta de la “Academia”. “Es el momento de festejar” dijo. En eso coincidió con el doctor Ramón Horacio Valdez. Aunque no caminen por la misma vereda política los une la pasión futbolera, y ayer tuvieron motivos para festejar.

Récord: Dos mil seiscientos participantes de la prueba “Familiar” y quinientos en la competencia de los 12.000 metros marcaron un nuevo récord para esta edición de la “Corrida”. Esta notable afluencia de participantes tuvo algunos puntos salientes como la participación de las familias González y Villar, grupos de discapacitados, una delegación del Incucai, jubilados y hasta los integrantes del plantel del club Marabunta. Entre los políticos, el ganador fue Pablo Bohoslavsky demostrando estar en excelente estado.

Ganadores: El brasileño Eder Moreno Fialho sigue siendo quien lidera la cantidad de “corridas” ganadas. El moreno se adjudicó la competencia en tres oportunidades (1996-97 y 98), mientras que con dos triunfos se colocan luego el neuquino Tranquilino Valenzuela (1990 y 95) y el santafesino Oscar Amaya (1993 y 94). En mujeres se destaca claramente Elisa Cobanea quien se adjudicó las últimas siete ediciones de la competencia. Le sigue Viviana Arriagada con dos carreras ganadas (1992 y 93).

Voces: El plan fue rematar en la vuelta final

Para Rómulo Da Silva la consagración en la “Corrida” no fue una más, porque se fue impactado por la forma en que el público valletano vive la prueba. “Todo el mundo aplaude, apoya y eso le da una fuerza especial al atleta”, sostuvo en la rueda de prensa.

Sobre la carrera, comentó que “salimos con García (Néstor) a tirar juntos, para despegarnos del resto y la idea era aumentar el ritmo en la última vuelta. Todo salió dentro de lo planificado, me pude escapar en el final y llegué muy bien”.

En relación a los rivales, Da Silva reflexionó que “todos son de respetar, porque los conozco de competir en muchos lados, aunque cada carrera es diferente”.

El uruguayo Néstor García, que se conoce bien con el brasileño, porque comparten el entrenador, comentó que “fue una competencia bastante difícil, muy rápida. Hubo un grupo parejo y demostramos que estamos fuertes, porque recién sobre el final Rómulo logró despegarse”.

Y agregó: “Uno siempre se queda con las ganas de ser el primero, pero para mi este segundo puesto está bien, por ser la primera prueba del año”.

La múltiple triunfadora en las calles cipoleñas, la tandilense Elisa Cobanea, expresó que “estoy muy contenta de volver a ganar en Cipolletti y quiero agradecer apoyo de la gente. Me siento como en mi casa”.

La competencia “fue rápida y entretenida y no creo que sea “invencible”, de repente estoy bien y en esta distancia me manejo tranquila”.


Comentarios


Da Silva impuso un ritmo Da Silva impuso un ritmo