Dan curso a los amparos



ROCA (AR).- “Me he dirigido a la farmacia para hacer la compra de la medicación y me dicen que el Ipross está cortado; a raíz de ello me dirigí al Ipross y me dicen que lo único que saben es lo que surge de los medios de comunicación, y si no, que abone la medicación y después pida reintegro, pero no tengo para hacer eso; la medicación sale aproximadamente $ 1.200. Necesito en forma urgente la cobertura de la medicación ya que corre peligro de vida mi hijo”. Así surge del amparo presentado ayer ante el Juzgado Civil 9 por L.J.N., un maestro mayor de obra de Roca, de 49 años, cuyo hijo sufre diabetes tipo I y es insulinodependiente. El juez José Luis Rodríguez ya dio curso al planteo y requirió informes urgentes a las autoridades de Ipross para poder resolver. Ya son varios los planteos judiciales de afiliados damnificados. Al menos tres amparos se presentaron en los últimos días y todos están teniendo curso favorable. Uno de los más urgentes es el de C.I.L., una docente cuya hija padece “síndrome de Lennox Gastout”, una lesión neurológica severa que requiere un mínimo de 9 cápsulas por día de distintos medicamentos, a riesgo de sufrir graves convulsiones.


Comentarios


Dan curso a los amparos