De Angeli insultó a K y suma tensión a la campaña

El ruralista dijo que Néstor es un pelotudo por sus críticas a las entidades del campo. El exabrupto ocurre mientras el agro busca frenar la polémica por los escraches.



BUENOS AIRES (DyN).- El dirigente ruralista Alfredo De Angeli endureció ayer su discurso contra el ex presidente Néstor Kirchner, y calificó al ex mandatario de "pelotudo" por acusar indirectamente al agro de generar un clima destituyente y de haber "cambiado los tanques por los tractores".

"Tengo que tratarlo de eso, de pelotudo; se quedó leyendo el diario de la década del ´70", reaccionó el dirigente de la Federación Agraria de Entre Ríos, en réplica de los nuevos cuestionamientos de Kirchner contra el agro, luego de los escraches sufridos por representantes del oficialismo.

En declaraciones a FM Milenium, De Angeli rechazó las críticas del jefe del PJ contra el sector e insistió: "No puedo creer que un ex presidente diga tantas pelotudeces".

Para el ruralista, Kirchner, en lugar de hacer esas acusaciones, "debería velar por la paz social, buscar la solución" a los problemas del país.

En los últimos días, el ex presidente y candidato retomó sus ataques contra el agro, enojado por los escraches de ruralistas contra el gobernador bonaerense y postulante, Daniel Scioli, y el titular del bloque de diputados oficialistas, Agustín Rossi.

El lunes pasado, Kirchner apuntó contra el campo al señalar que "cambiaron los tanques por tractores" y ayer, en una recorrida por la localidad de Esteban Echeverría, disparó: "El clima destituyente está en las sombras. No tengan ninguna duda".

Consultado ayer al respecto, De Angeli lanzó el exabrupto contra el ex jefe de Estado: "Cuando escucho eso me pongo tan mal...", se justificó.

"¿Cómo quieren que califique a un hombre que tendría que estar velando por la paz social?", preguntó, ante la consternación de sus entrevistadores, y reiteró: "Lo único que le interesa es enfrentarnos con la sociedad".

De Angeli hizo estas manifestaciones un día después de que la máxima dirigencia agropecuaria, nucleada en la Mesa de Enlace, rechazó los actos de violencia contra los candidatos del oficialismo, aunque sí avaló las "manifestaciones" de protesta pacíficas. "Nunca estuve de acuerdo con los escraches, jamás los avalé, (incluso) en algún momento desactivé algunos", aclaró el entrerriano, pero reconoció que "hay mucha bronca de parte de productores" contra el gobierno.

El dirigente vaticinó que, de todos modos, el 28 de junio, el oficialismo perderá la mayoría parlamentaria. "Va a cambiar la conformación del Congreso; espero que entiendan el mensaje del pueblo y cambien el rumbo político económico, principalmente con el sector agropecuario", confió. Añadió que los candidatos oficialistas quizás "pueden ganar el conurbano", pero el "tema son las bancas en el Congreso".

En tanto, el gobernador Juan Schiaretti sostuvo ayer que "el insensato y absurdo" conflicto que el gobierno nacional mantiene con el campo "es la causa de la caída del nivel de actividad económica, la pérdida de puestos de trabajo y el cierre de locales comerciales en todas la ciudades del interior de la Argentina". Pidió terminar con este conflicto "que empeoró el nivel de vida de los argentinos".


Comentarios


De Angeli insultó a K y suma tensión a la campaña