De Brasil a la defensa de Boca

Baiano es la nueva "figura" de Macri para el 2005.



El enigmático defensor -y figura- brasileño que Mauricio Macri había prometido presentar ayer como tercer refuerzo de Boca ya está a disposición de Jorge Benítez. Es Dermival Almeida de Lima, conocido como “Baiano”, cuyo currículum indica un paso por Las Palmas de España y Palmeiras y selección de Brasil, como datos más destacados.

La presentación fue ayer al mediodía en la “Bombonera”, luego de la reunión que mantuvieron por la mañana el jugador y Macri en la presidencia del club.

Baiano, que se definió como un jugador de “marcación fuerte y contundente”, aseguró que prefirió la oferta de Boca por delante de las del Zaragoza de España y el Saturn de Rusia.

Al ser preguntado del porqué de su elección de jugar en Boca indicó que “sé de la grandeza de este club y ojalá pueda darle muchas alegrías. Hoy pude comprender la magnitud de la institución a pesar del poco tiempo que llevo en Buenos Aires y ojalá que pueda demostrar que el presidente (Macri) no se equivocó al apostar por mí”.

No se prendió en la comparación de su juego con el de ilustres marcadores laterale de su país e insistió en que apoya al equipo en el juego asociado pero que su fuerte “es el sentido de la marcación”.

De jugadores argentinos destacó el profesionalismo y dijo haber conocido en España como compañeros a Rafael Maceratesi y a Diego Trotta.

Al presentarlo, Macri dijo que se había llegado a buen puerto en las conversaciones y sostuvo que “como todos los brasileños tienen nombres larguísimos y muy complicados para nosotros va a ser simplemente nuestro querido Baiano”.

El futbolista brasileño se definió como “un jugador de mucha fortaleza física y buena marca”, pero invitó a los periodistas a que lo vean en el campo de juego, donde debe “demostrar” sus “condiciones”.

Baiano es finalmente “el lateral brasileño, que viene del exterior y juega muy bien”, según la única pista que había dado Macri el domingo.

Con esos datos, muchos especularon que el nombre del futuro defensor estaba entre Cicinho (San Pablo), Paulo Baier (Goiás), Paulo César (Santos) y Anderson Lima (Sao Caetano), por lo que el futbolista elegido por Boca fue toda una sorpresa. (DyN/Télam)

Ahora el objetivo es un enganche

Baiano es el tercer refuerzo para el Boca 2005 que pretende Jorge Benítez, después de los delanteros Marcelo Delgado y Rodrigo Palacio.

La intención del entrenador -y especialmente de Macri- es conformar un plantel amplio para el próximo año para recuperar la hegemonía con que reinó en la “Era Bianchi”, tanto en el país como en el continente.

El desafío “azul y oro” se enmarcará en “El año del Centenario”, aniversario en el cual Macri y el resto de la directiva sueñan con volver a dar la vuelta olímpica en la Libertadores.

Luego de desprenderse de Carlos Tevez, a cambio de casi 20 millones de dólares, en Boca pretenden sumar una figura rutilante que ejerza la función de enganche, reclamado expresamente por el “Chino” Benítez.

En principio, el elegido fue Leandro Romagnoli, pero las elevadas pretensiones de San Lorenzo complicaron la negociación, por lo cual -como en el caso de este enigmático brasileño Baiano- también podrían buscarlo en el extranjero. Sin embargo, por los pasillos de la Bombonera, se escucharon los nombres de Guillermo Marino (campeón con Newell's) y Leonardo Pisculichi (Argentinos Juniors).


Comentarios


De Brasil a la defensa de Boca