De la perforación a la chacra

Un expetrolero y su mujer instalaron un criadero en una finca, en la que ahora también plantaron maíz.



1
#

1.200 pesos. El valor de un lechón de alrededor de diez kilos. (Foto: césar izza )

2
#

Diversificación

Años atrás Francisco era petrolero, pero el tiempo lo llevó a probar suerte con la chacra. Con su mujer, Mercedes, armaron un criadero de chanchos en las afueras de Catriel, a la que ahora le sumaron un lote de maíz. Mientras su marido trabaja en el tractor pese a tener 70 años y dos prótesis en las caderas, ella explica que con un crédito de 40.000 pesos pudieron construir el galpón donde ahora las chanchas amamantan a los lechoncitos en las parideras. Lo muestra con orgullo.

Ambos aguardan expectantes que tomen impulso la granja y la planta de faena y frigorífico que la Municipalidad inaugurará el 29 de noviembre. Los animales recorrerán el proceso de maternidad, transferencia de embriones y etapas de crecimiento en siete galpones que levantarán los menonitas de la colonia de La Pampa que ganaron la licitación: ofrecieron hacerlo por $ 696.000, casi 100 mil menos que el segundo. Los montarán en el aeropuerto abandonado donde operaban los aviones de YPF.

Al lado estará la planta de procesamiento de alimentos que funcionará con el asesoramiento de la empresa Bioter. “Vamos a convertir los granos de maíz en carne”, describe el ingeniero agrónomo Pablo Plesnicar, director agropecuario de la Municipalidad. Es que la comuna firmó un convenio con 25 productores donde ya crecen las plantas: se quedarán con alrededor del 20% del rinde y el resto se transformará en alimentos para los chanchos propios y con valor al costo para los productores, quienes podrán utilizar sin cargo el frigorífico.

Ese es el final del proceso, el matadero abandonado a su suerte en 2007 ahora refaccionado a nuevo y ampliado. De allí saldrá todo con un sello que permitirá circular por la provincia de Río Negro.

Francisco y Mercedes sufrieron dos robos en los últimos diez meses. Esperan que haya más seguridad. También que las nuevas instalaciones abaraten costos y faciliten el camino para lo que más les gusta: producir.

Datos

“Ojalá abaratemos costos con la granja y frigorífico nuevos. Por ejemplo, el alimento es muy caro…”.
Mercedes y su expectativa.

Comentarios


De la perforación a la chacra