De la Rúa amenazó a las petroleras y advierte a Brasil 

El presidente dijo que el gobierno "no permanecerá indiferente" ante las medidas de las empresas que perjudican a los consumidores. No quiso adelantar cuáles serían las sanciones. Por otra parte cuestionó los subsidios "desleales" de algunos estados brasileños a las empresas.



SANTIAGO DE CHILE (DyN, enviada especial) - El presidente Fernando de la Rúa amenazó ayer a las empresas petroleras con "tomar medidas" en el caso de que sigan aumentando el precio de los combustibles, al afirmar que su gobierno "no permanecerá indiferente" ante esta situación que afecta el bolsillo de los consumidores.

"Vamos a actuar, no vamos a permanecer indiferentes", sostuvo el Jefe de Estado, quien respondió con un "sí" al ser consultado si su gobierno tomará cartas en el asunto para impedir que las naftas sigan aumentando aunque baje el precio internacional del crudo. Sin embargo, prefirió no adelantar hacia dónde apuntarán las medidas para evitar mayores alzas y señaló enigmático: "Ya les vamos a decir".

Durante una improvisada conferencia de prensa que brindó en el lobby del hotel donde se aloja, De la Rúa criticó también con dureza a los estados brasileños que aplican subsidios para captar empresas, al acusarlos de utilizar prácticas de "carácter desleal".

"Un estado particular que para captar una empresa otorga subsidios y altera las reglas del comercio tiene ese carácter", admitió el Jefe de Estado, cuando se le preguntó si consideraba esa medida "desleal".

Un día antes de dejar Chile, adonde viajó para asistir al traspaso de mando presidencial, el primer mandatario intentó bajarle el tono a las disputas comerciales que existen con Brasil y aseguró que el Mercosur "está bien sólido" y que esas cuestiones no deben convertirse en "obstáculos" para la consolidación del bloque regional.

De la Rúa, quien se manifestó "preocupado" por el éxodo de industrias argentinas a Brasil, aclaró no obstante que "el conflicto" por los subsidios no debe confundirse con "el conjunto" de la relación con ese país vecino. "Que no se confunda, porque no es al conjunto de la relación con Brasil, sino a quien en un momento usa" este tipo de prácticas que, dijo, "lleva a una distorsión después de las relaciones".

De la Rúa recordó que el presidente Fernando Henrique Cardoso dijo sentir "horror" ante esta situación y aseguró que durante el encuentro que mantuvo ayer con su colega brasileño "coincidimos en pensar un camino para que esto no se produzca". En este sentido, el primer mandatario afirmó que el Mercosur "no debe crear situaciones que causen estas tensiones", ni tampoco "convertir en una guerra de subsidios lo que debe ser un ámbito de cooperación".

De la Rúa coincidió con Cardoso en "apurar la negociación" por el régimen automotriz y en que "las pequeñas o grandes situaciones que se dan en lo que es el intercambio comercial deben resolverse y no ser obstáculo para una visión de largo plazo y estratégica" del bloque.

BUENOS AIRES (DyN).- El presidente Fernando De la Rúa afirmó ayer que "a nadie le conviene irse de la Argentina", al criticar así la decisión de varios empresarios argentinos que dispusieron levantar sus fábricas para trasladarlas a Brasil.

Por otro lado, De la Rúa aseguró que la reforma laboral "no es la solución por sí sola" al problema del desempleo, pero consideró que es un paso para acabar con ese flagelo que sufren 1,9 millones de personas.

De la Rúa afirmó que "hay sensibilidad" en la Argentina por los planes de los estados del país vecino para atraer inversiones, y señaló que "los subsidios no son reglas de juego leales, sobre todo cuando se trata de subsidios para provocar el traslado de empresas".

"Pero las ventajas comparativas de Argentina de hecho son mayores", dijo. El primer mandatario aseguró que "algunas empresas se fueron del país el año pasado" y que "hoy puede quedar alguna como reflejo de esa situación, pero estamos trabajando para mejorar la competitividad". "A nadie le conviene irse de la Argentina", dijo 


Comentarios


De la Rúa amenazó a las petroleras y advierte a Brasil