De la Rúa hizo una firme defensa de su política económica y del ajuste

Confía en que se viene el crecimiento. "Un error nuestro hubiera sido fatal para la región".



El presidente Fernando De la Rúa volvió con nuevos bríos de Alemania. Defendió el rumbo económico adoptado por su gobierno, y el severo ajuste que alcanzó al sector estatal, en tanto que celebró la reducción del déficit fiscal y se mostró optimista en cuanto al futuro de las cuentas públicas.

“Fuimos superando las dificultades y nos encontramos ahora con un cuadro de crecimiento: mejora de la recaudación, de la situación del déficit, de aumento de las exportaciones y ha vuelto a bajar el riesgo país”, remarcó De la Rúa.

Por otra parte, afirmó que durante su paso por Berlín formuló a otros mandatarios la posibilidad de reclamar a los organismos multinacionales de crédito que reparen en las cuestiones sociales al auditar las cuentas de los países que, como la Argentina, necesitan financiamiento externo.

De la Rúa efectuó estas declaraciones en una conferencia de prensa ofrecida ayer, poco después del mediodía, en la residencia de Olivos, en la que lo acompañaron el vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez, el ministro de Salud Héctor Lombardo y otros funcionarios nacionales.

El presidente arribó a las 6.25 procedente de Alemania, donde participó desde el miércoles de una cumbre de jefes de Estado.

De la Rúa, que lució de buen semblante pese al largo viaje en avión, aseguró que “estamos en el camino correcto” al seguir la política económica propuesta por el gobierno y estimó que “cualquier error nuestro hubiera sido fatal para toda la región”. “Nuestro objetivo es reducir el déficit fiscal”, subrayó, y aseguró que el plan de ajuste anunciado el lunes pasado “debemos acompañarlo con un programa de crecimiento que genere trabajo, junto a acciones para la lucha contra la pobreza, hecho por el que no hemos bajado el gasto, sino que lo hemos aumentado un 20 %”.

En ese sentido, resaltó que “esto se ha puesto en marcha con un criterio de equidad ratificado por la decisión que ha encabezado el presidente Alvarez y legisladores, sobre la reducción de sueldos de la clase política”.

Por esto, De la Rúa consideró que el gobierno necesita que el proyecto de Ley PyME sea parte de “este esquema transformador”, por lo que reclamó una rápida sanción en el Parlamento, junto a otros medidas que ayudarán al control de la evasión impositiva.

Opinó también que para esto “no se debe pensar en un estado abstracto” y estimó que su gestión de gobierno apunta a generar “confianza” en los mercados y “movilizar al mercado interno”, a instancias de que se produzca una “baja de tasas y del riesgo país”. El presidente expresó que en la cumbre de Berlín conversó con algunos de sus colegas que demandará a los organismos crediticios multinacionales que al auditar las cuentas públicas “no se miren sólo las cuentas financieras, sino también los problemas socio-ambientales”. “Nos toca a nosotros aplicar la medicina para sacar el país adelante”, aseguró el presidente, al indicar que, tras su encuentro con un número importante de mandatarios de otros países, detectó que la Argentina cuenta con “las consideraciones de los grandes gobernantes del mundo”.

(DyN e Infosic)

Llamó “reaccionario” a Moyano

De la Rúa consideró que el líder de la CGT rebelde Hugo Moyano adoptó “una posición absolutamente reaccionaria” al convocar a no pagar los impuestos.

“Frente a aquellos que dicen que no hay que pagar impuestos yo les digo que esto es una posición absolutamente reaccionaria: no sólo significa atentar contra el Estado sino dejar en el desamparo a los que menos tienen”, contraatacó De la Rúa.

De esta manera, le respondió a Moyano, que había llamado el miércoles pasado a una desobiencia fiscal al hablar durante la movilización contra las misiones del FMI, que fiscalizan la marcha financiera del país.

No obstante, se manifestó dispuesto a dialogar con Moyano o fracciones disidentes al gobierno, aunque aclaró que no debe haber especulaciones. “Lo explico a todo el mundo que estoy abierto al diálogo y lo podemos tener con todos en cualquier momento de manera franca y sin especulaciones de ningún tipo”, afirmó.

Además, atacó la decisión de las dos CGT de convocar a un paro el próximo viernes en protesta por el ajuste implementado por su administración. “Frente al paro yo digo que no es la manera de construir, porque se está convocando al paro a quienes no han sido afectados por las medidas”.

En tal sentido, explicó que “hemos tomado la decisión en el marco del sector público y mirando bien que no afecte a los que menos tienen”. (DyN)


Comentarios


De la Rúa hizo una firme defensa de su política económica y del ajuste