De la Rúa impulsó el diálogo “para sacar el país adelante”

En pos de la paz social, llamó a todos los sectores.



El presidente Fernando de la Rúa, dio inicio ayer por la tarde al diálogo social con líderes empresarios y sindicalistas en Buenos Aires con el fin de llegar a un consenso que colabore con la reactivación de la economía.

“Recogí la inquietud de reunir a los sectores del trabajo y la producción en una mesa del consenso” con el fin de “sacar el país adelante”, manifestó el mandatario al comenzar el encuentro.

Participan en la reunión representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA), de las pequeñas y medianas empresas y de la central sindical oficial, además del jefe del gabinete, Chrystian Colombo, y la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich.

La agenda del gobierno

Los temas propuestos por el gobierno abarcan la articulación de políticas social y de seguridad social, la optimización del gasto social, el seguro de desempleo y la extensión en la cobertura del sistema solidario de salud. También se hablará sobre crecimiento económico con generación de empleo y la erradicación del trabajo informal.

La mesa de diálogo se reúne pocos días antes del paro general anunciado por la CGT oficial para el 1 y 2 de marzo, quien sin embargo dejó entrever la posibilidad de levantarlo si se abre una concertación social.

La CGT oficial se acerca

Los representantes de la CGT oficial destacaron el llamado que hizo el gobierno para el diálogo y dejaron abierta la posibilidad de que el próximo lunes quede sin efecto el paro de actividades. “Yo creo que sí”, respondió el mercantil Armando Cavalieri cuando se lo consultó sobre la posibilidad de levantar el paro.

Por su parte, el titular de la CGT oficial, Rodolfo Daer, anunció que “el lunes a las 11 he convocado al Consejo Directivo de la CGT” “Acá hay una convocatoria al diálogo social, que es una bandera que siempre levantó la CGT, pero vamos a deliberar y a analizar la situación”, dijo Daer

Por otra parte, dijo que de la Casa de Gobierno “nos vamos con la esperanza de que este diálogo con el gobierno sea sincero con mecanismos como hicieron en otras partes del mundo para profundizar el diálogo y el consenso y para terminar con los decretos de necesidad, porque esto debilita a la democracia”.

De la Rúa aseveró que “las medidas de fuerza no se justifican” con el inicio de este diálogo y confió en que no se lleve a cabo la huelga. La ministra de Trabajo reiteró, asimismo, que cree que el paro general no se llevará a cabo porque “hay un reemplazo de una situación de conflicto por un espacio abierto por el diálogo”. La metodología de trabajo fue expuesta por Bullrich.

Los líderes de la CGT disidente y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Moyano y Víctor De Gennaro, no aceptaron la convocatoria del gobierno y tampoco adherirían al paro organizado por Daer, aunque preven medidas de fuerza durante marzo.

De Gennaro, justificó su ausencia en la Mesa porque “hubo un cuestionamiento” desde el gobierno hacia uno de los integrantes que iban a concurrir en representación del gremio, “queremos dejar aclarado que Luis D” Elía- cuestionado por Bullrich por manejo de Planes Trabajar- como todos los compañeros de la Federación de Tierra, Vivienda y Habitat, son dirigentes sindicales de nuestra organización”, aseguró. Quien fue más cauto con respecto a la iniciativa fue Aníbal Ibarra, quien afirmó que el diálogo”si es para la foto, no sirve. Los diálogos tienen que apuntar a buscar consensos, hay que ver los puntos de vista y ceder en algunas posiciones”. (DyN, DPA, Télam)

El déficit

trepó a 985,3 millones

El resultado financiero del sector público registró en enero un déficit de 985,3 millones de pesos, según informó ayer el Ministerio de Economía.

Este resultado implica un aumento de 396,6 millones de pesos, lo que equivale a un 67 % , respecto a igual mes del año pasado, cuando se había observado un rojo de 588,7 millones.

A su vez, el desequilibrio de enero consume el 47 % de la pauta de déficit público comprometida para el primer trimestre con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que asciende a 2.100 millones de pesos.

Por lo tanto, en febrero y marzo el desfasaje de las cuentas públicas no podrá superar los 1.114,7 millones de pesos. La incorporación de los balances de los organismos descentralizados (60 millones), institutos de seguridad social (-30,7 millones), y recursos afectados (-69.6 millones), elevó en 44,1 millones el déficit del Tesoro Nacional que había sido de 941,2 millones de pesos.

Según explicó Economía, el aumento del déficit fue producto de un incremento en los gastos de 584,9 millones de pesos, de los cuales 273,6 millones corresponden al pago de la deuda pública, que en el mes obligó a afectar recursos por 754 millones.

“Este crecimiento deriva del cambio de la estructura de vencimientos de Bonos Globales y Eurobonos que resultó de colocaciones del primer trimestre 2000 y que provocó una mayor concentración de estos compromisos en enero pasado”. (DyN)

La propuesta del gobierno y el paro

La presión social y, por qué no, los tiempos electorales justificaron la premura del presidente por iniciar de inmediato una instancia de acercamiento que colabore a construir una “paz social”. La propuesta del gobierno en la mesa del diálogo social incluye entre otros temas, la “articulación de políticas social y de seguridad social”, “la optimización del gasto social”, “el seguro de desempleo” y la extensión en la cobertura del “sistema solidario de salud”.

El temario propuesto por los ministerios es: Crecimiento económico con generación de empleo, crecimiento económico y federalismo económico, inserción de la Argentina en la economía mundial e integración regional, Reforma Tributaria y Reforma del Estado.

También incluye el trabajo no registrado, migraciones laborales, articulación de las políticas sociales y de seguridad social, relevancia del gasto social, seguro de desempleo, sistema solidario de salud y extensión de la cobertura.

Pese a que el gobierno fue con una agenda a la mesa de diálogo social, e intentó desestimar su intención de frenar el paro en el encuentro, la consideración del mismo tuvo un capítulo particular. Tanto que de él se ocupó el presidente.

De la Rúa exhortó a “cuidar la paz social” y pidió que se dejaran de lado “las medidas de fuerza”, en una directa referencia al paro convocado por la CGT para el 1 y 2 de marzo próximo.

En un mensaje en el que admitió como pocas veces la gravedad de la situación actual, De la Rúa admitió que los tiempos que vive la Argentina “son difíciles” por eso señaló la necesidad de que se unan a la mesa para encontrar soluciones “conservando la autonomía sectorial”. Destacó la importancia de que el movimiento se produzca desde “lo social a la política, porque entiendo el mensaje de la gente que reclama más rapidez a sus reclamos, frente a un pueblo que pide respuestas hago un llamado a la paz social y al establecimiento de vías de concertación”.

“Cuidemos la paz social, esto lo haremos si tenemos la mesa del diálogo… les pido dejar de lado las medidas de fuerza en favor del debate conjunto en la búsqueda de soluciones”, dijo.

Convocatoria, pero

con reglamento

La mesa del diálogo social dictará su propio reglamento, establecerá las metodologías para lograr el consenso y prevé la conformación de comisiones, según la propuesta del gobierno entregada ayer a empresarios y trabajadores durante la reunión en la Casa Rosada.

Para ello se prevé la constitución de comisiones de trabajo en la que los sectores designarán a sus represententes y/o técnicos. Los mecanismos de funcionamiento de las mismas serán consensuados por los diferentes representantes.

La ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, anunció que para el jueves próximo se hará “la primera convocatoria” a los distintos sectores a fin de iniciar puntualmente el diálogo social con un temario previo al debate.

Por otra parte, Bullrich insistió en su convicción de que el paro general convocado por la CGT oficial será levantado porque “hay un reemplazo de una situación de conflicto por un espacio abierto por el diálogo” que dispuso el gobierno.

El gobierno llevó a la reunión con sindicalistas y empresarios una propuesta que incluye una línea telefónica para la recepción de propuestas. Las mismas serán recepcionadas en la sede del Ministerio de Trabajo, Alem 650, hasta el miércoles y se habilitó la línea 4310-6363 para consultas telefónicas.

El temario que analizará la mesa incluye crecimiento económico con generación de empleo, crecimiento económico y federalismo económico, inserción de la Argentina en la economía mundial e integración regional, reforma tributaria, reforma del Estado, trabajo no registrado y migraciones laborales.

También propone analizar la articulación de las políticas sociales y de seguridad social, la relevancia del gasto social, su optimización, seguro de desempleo, sistema solidario de salud y extensión de la cobertura, informó el Ministerio de Trabajo minutos antes de que comience la reunión. (Télam)


Comentarios


De la Rúa impulsó el diálogo "para sacar el país adelante"