De la Rúa quiere vender sí o sí el avión presidencial 

Tomó la decisión a partir de un sondeo realizado por sus consultores de imagen: la gente vería con buenos ojos que se desprenda del Tango 01. Menem pagó 66 millones en el "92, hoy no se podría vender por más de 33 millones. Pero el Presidente cree que sería una señal de austeridad.



Buenos Aires (ABA) – “El avión lo tenemos que vender sí o sí. No es una cuestión de negocios. Yo prometí venderlo en la campaña y voy a cumplir”, cortó Fernando de la Rúa, luego de una larga discusión.

Es que el tan mentado avión presidencial Tango 01 que compró Carlos Menem en el “95 se convirtió últimamente en el objeto de muchas polémicas en la cúpula aliancista, que se ven reflejadas día a día en la prensa.

Pero el presidente dio la orden terminante en un encuentro informal con el equipo de comunicación el martes pasado y, por ahora, parece haberse terminado el debate. El lujoso Boeing 757 está en oferta.

La decisión, en realidad, está basada en un análisis de una encuesta, realizado por Luis Sthulman, asesor de imagen de De la Rúa y director de la consultora Analogías.

El resultado del estudio indicaría que la venta del Tango 01 tendría una “lectura muy positiva por parte de la sociedad”. Por eso, los asesores comunicacionales del presidente le habrían recomendado seguir adelante con la colocación en el mercado del avión, luego de una serie de dudas. “Lo venderemos solo si hay una buena oferta, la licitación se hará con un precio base de 45 millones. Si nadie ofrece ese monto, la nave quedará para el Estado argentino”, había dicho hace una semana Carlos “Chacho” Alvarez. El vicepresidente, claro, todavía no conocía la conclusión de los asesores de imagen.

Lo cierto es que, según los expertos, nadie pagará esa suma.. En el mercado aéreo, sería difícil desprenderse del Boing por más de 33 millones. Por eso hubo reparos: venderlo, puede ser un mal negocio. Menem lo compró , el 24 de febrero de 1992, en 66.290.000 de dólares. “Hoy, si están apurados, tendrán suerte si lo transfieren en 30 millones”, señala el piloto Rogelio Cirigliano, dirigente de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA).

¿Por qué la baja del precio? El Boing 757-200 es una de los modelos más completos y modernos en su tipo del mundo. Y está entre los cinco mejores aviones presidenciales del planeta. “Incluso, es más moderno que el 747 que usa Bill Clinton”, especifica Cirigliano. Lo que sucede es que el mercado para una nave de sus características es muy reducido: las reformas solicitadas por Menem hacen que no sea del interés de las líneas aéreas convencionales. El Tango 01 está adaptado para llevar, como máximo, 48 pasajeros; y reformarlo para ampliar su capacidad saldría cerca de 8 millones de dólares. “Solo puede interesarle a otro Estado nacional, o a un multimillonario árabe”, especifican en APLA.

Al adquirirlo el Estado argentino, el precio base de la máquina era de 52 millones de dólares. Pero Menem invirtió otros 14 millones extras en modificarlo: hizo sacar las filas convencionales de asientos y construyó una suite, un baño con ducha, un living, dos salas de trabajo y hasta mandó a colocar un sillón de peluquero.

Fernando de la Rúa está decidido: hay que desprenderse del Tango 01. Así, podría sacarse de encima uno de los símbolos del menemismo. Y dar una señal de austeridad a la vez que ejemplifica entre sus funcionarios.

La opción es reemplazarlo por una nave de autonomía similar pero más pequeña. En la Fuerza Aérea recomendaron el Gulfstrean G5, un modelo muy utilizado entre los empresario de elite: tiene capacidad para 12 pasajeros y una autonomía de vuelo que le permitiría llegar, por ejemplo, a Miami sin escalas. Darío Lopérfido, vocero del Presidente agrega que “más allá de la posible pérdida, hay que pensar también en los altos gastos que produce”, señala el funcionario. Y ofrece cifras comparativas: según informan en la Secretaría General de la presidencia, si De la Rúa hubiese ido a Davos en el Tango 01, habría gastado cerca de 400.000 pesos. gastos. En cambio, el viaje de los representantes argentinos a Suiza insumió sólo 45.000 dólares. 

Cruces de acusaciones por la operación

La polémica en torno al avión presidencial Tango 01 se reavivó a partir de un pedido de informes para determinar si el ex presidente Carlos Menem pagó una cifra millonaria para acelerar la entrega de la aeronave y con críticas al actual jefe de Estado, Fernando de la Rúa, por su decisión de vender la máquina.

Ambas cuestiones surgieron de veredas enfrentadas, ya que mientras el diputado oficialista Héctor Polino se encargó de sembrar dudas ante una supuesta “malversación de dineros públicos” en el proceso de compra del Tango 01, su par justicialista Juan Carlos Ayala sostuvo que la venta del avión podría causar una pérdida millonaria al Estado.

El socialista Polino presentó un pedido de informes para establecer si la administración menemista abonó “cerca de 18 millones de dólares en concepto de compra de turnos para acelerar la entrega” de la aeronave.

El legislador sostuvo que, dado que la empresa Boeing demoraba en ese entonces “40 meses” en entregar el avión la gestión menemista “optó por comprar los turnos de otras compañías “. Según Polino, a los 16 millones de dólares habría que sumar el 10% en concepto de “comisión para los abogados que hicieron los arreglos”.

Por su parte, el diputado justicialista Ayala indicó que la venta de la aeronave a un precio menor al inicial y la posterior compra de otra más sencilla programada por De la Rúa “va a causarle un gasto extra al país de 51 millones de dólares con el único objetivo de hacer demagogia”.


Comentarios


De la Rúa quiere vender sí o sí el avión presidencial