De los lectores



Lectores de “Río Negro” aportaron al debate sobre la preocupación por la iniciativa del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, de aplicar la Ley de Abastecimiento al agua del río Limay. Éstas son algunas de las opiniones vertidas en el diario en internet:

” El caudal ecológico del Limay es de 270 m3/sg, está en 180 m3/sg y bajando. Riesgo sanitario porque se vierten efluentes cloacales crudos en el Limay, Neuquen y Negro y el caudal actual no alcanza a diluirlos.

” Somos tan bo…. los neuquinos que tenemos que quedarnos sin agua para bañarnos, para comer…. porque este señor Moreno quiere darles luz a los porteños? Este gobierno deja mucho que desear… y espero que nuestro gobernador Sapag deje de ser alcahuete de Kristina y que defienda al pueblo.

” Después de leer las declaraciones de Moreno, lo primero que se me vino a la mente fue “El día que Argentina perdió a la Patagonia”…

” ¿Por qué no invierten en energía eólica y se dejan de joder con el tema de las represas? En todos los países del munde se realizaron grandes inversiones en este tipo de energías no veo por que Neuquén no puede hacerlo.

” Desgraciadamente después de las elecciones se olvidan de cómo llegaron, transformando la democracia en una autarquía, pero el pueblo ya no les tiene miedo.

” ¿Hasta cuándo los argentinos debemos soportar las medidas ridículas y arbitrarias de nuestros gobernantes? Dios lo ilumine a este pobre hombre para que no cometa un error gravísimo!

” Me pronuncio a favor de planes, programas, políticas, de ahorro energético y concientización civil y empresarial, esperando que se lleve a cabo por representantes competentes. Es muy común ver no sólo en Bs. As. sino también en nuestra ciudad de Neuquén edificios públicos y privados (entre ellos las “joyas arquitectónicas” del gobierno emplazadas en la barda) con gran cantidad de luces encendidas durante la noche. Muchachos, media pila…

” Que el Sr. Moreno sea incapaz de medir los efectos que causa con estas medidas es fruto de su ignorancia. Ahora bien, que nuestros gobernantes y autoridades regionales permitan llegar a esas instancias, eso es nuestra culpa….


Comentarios


De los lectores