De Otaño quiere entregar una gestión equilibrada



PLAZA HUINCUL (ACC) - "Logré el objetivo que me propuse de entregar una gestión equilibrada" con las decisiones "políticas, sociales y económicas", subrayó ayer la intendenta Silvia De Otaño en lo que fue su último acto de apertura de sesiones del Deliberante en Huincul.

Ayer, luego de la extensa reunión que hubo con el ministro de Producción, Marcelo Fernández Dotzel, De Otaño inauguró las sesiones. Fue el último discurso que brindó ante el cuerpo y no dejó pasar la oportunidad para señalar que en el Día Internacional de la Mujer, su gestión fue la primera ocupada por una mujer en Huincul.

"No fue fácil y no va a ser fácil", los últimos meses que restan para culminar su mandato, dijo la intendenta y sostuvo que los poco más de tres años de administración estuvieron "cargados de exigencias y expectativas". Aun así, consideró haber logrado el objetivo que se planteó al asumir. "Una gestión equilibrada en decisiones políticas, sociales y económicas", subrayó. Y dijo que en contra de los pronósticos "llegamos al final y terminamos".

Si bien prefirió no detallar una a una las acciones en las distintas áreas de gobierno destacó algunos puntos sobre los que la comuna trabajó y en virtud de la fuerte demanda como lo es el de la vivienda. En este sentido, manifestó que en todo este tiempo se le solucionó el problema de la casa a "500 familias" y a otras más se les brindó la ayuda que requerían. Su administración debió hacerse cargo también de la dotación de infraestructura de servicios. "Es la obra que lleva mucho dinero, inversión y es la que a ningún intendente le gusta hacer porque no se ve, hay que taparlas", dijo.

Hizo referencia a los 11 planes municipales de asistencia que están en marcha y criticó al gobierno nacional que a pesar de haber hecho el intento en tres oportunidades no logró que se implemente ningún programa de asistencia desde Nación.

En su discurso, De Otaño mencionó a la situación de los empleados municipales y de los contribuyentes. En este sentido, recalcó que hay vecinos que perciben tan sólo $150 pero demuestran su voluntad de pagar las tasas municipales al igual que los jubilados. "El pedido especial para los olvidadizos", dijo la jefa comunal. Sus últimas palabras fueron embargadas por la emoción y una vez concluido el discurso se dispuso el cuarto intermedio en la sesión.


Comentarios


De Otaño quiere entregar una gestión equilibrada