De perfil bajo pero instalado en los barrios

Omar Goye, nacido junto al Nahuel Huapi en 1958, actual presidente de la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CAB), se perfila como serio candidato a la intendencia de esta ciudad. Ayer cimentó su victoria en el apoyo de los afiliados justicialistas y también de los principales sindicatos locales. Su gestión en la CEB permitió instalarlo en los barrios de todo el ejido municipal. De perfil bajo, tiene la impronta de un vecino común, preocupado por los problemas de la ciudad. Pese a su ajustada victoria el camino a la intendencia no parece fácil. Deberá negociar tanto con el peronismo como con el Frente Grande. La fecha de la elección municipal, 2 de octubre, también lo condiciona. Su destino irá atado directamente a la suerte de Carlos Soria, que una semana antes buscará convertirse en gobernador. Ayer el presidente del Frente Grande, Julio Accavallo, reiteró que es muy importante que el Frente para la Victoria se presente unido para la elección local y que lleve al mejor candidato, que permita recuperar el municipio. Lamentó la negativa del PJ de incluir al dirigente del Frente Grande, Carlos Valeri, en su interna, ya que con ello se hubiera definido quién es el mejor candidato. Evaluó que esta negativa demoró la unión del FpV y también advirtió cierto temor de competir contra Valeri, quien hace un año y medio viene trabajando por su candidatura y tendría buen perfil en los barrios, que recorrió íntegramente. Dijo que esperan reunirse con Goye y evaluar cual será el camino para buscar consensos.


Comentarios


De perfil bajo pero instalado en los barrios