De sus ocho hermanos, tres murieron en ataques suicidas



Actualizado a las 20:50

Buenos Aires (Télam).- Dos de los hermanos de Ibrahim Berro, a quien la Justicia identificó hoy como el terrorista que se inmoló en la AMIA, murieron en ataques en el sur del Líbano, también como parte de su militancia en el movimiento fundamentalista islámico Hezbollah. Según reconstruyó la Unidad Fiscal que está a cargo de la pesquisa, los Berro eran ocho hermanos que vivían en un pueblo del sur del Líbano y antes de 1994, su madre se oponía al fanatismo que ya había llevado a su hijo mayor, Assad, a inmolarse en 1989 como sheij del Hezbollah.

Después de esta muerte, el entonces adolescente Ibrahim dejó el colegio, a sus amistades habituales y comenzó a acercarse al movimiento, para asistir a sus campos de entrenamiento, según contaron dos de sus hermanos que declararon en Estados Unidos. La madre intentó sin éxito conseguir una visa para enviar a Ibrahim a ese país, donde ya había uno de sus hermanos mayores, que ahora declaró en la justicia.

De hecho, su hermano Abbas -quien vivía con él hacia 1994- relató que a principios de ese año Ibrahim se había comprometido con una chica del Líbano, de apellido Tabekh. Después de ese evento, declaró que no volvió a verlo. La familia realizó un funeral sin cadáver de Ibrahim y según relataron sus hermanos, siempre desconfiaron de la versión oficial dada sobre su muerte.


Comentarios


De sus ocho hermanos, tres murieron en ataques suicidas