De Vido, sin respiro: ahora piden indagarlo por coimas de Odebrecht

La constructora brasileña reconoció ante jueces de EE. UU. haber pagado en el país 35 millones de dólares en sobornos entre 2007 y 2014.

1
#

De Vido, la semana pasada, en Diputados, cuando consiguió evitar la expulsión de la Cámara. El respiro en la Justicia le duró poco.(Foto: archivo )

2
#

Boudou. Se espera un fallo y la fecha de un juicio oral.(Foto: archivo )

Sobreviviente de la embestida del oficialismo y buena parte de la oposición en el Congreso para excluirlo de la Cámara de Diputados, a Julio De Vido el respiro en la justicia federal le duró lo que duró la feria. El fiscal Federico Delgado requirió ayer que el ex ministro kirchnerista de Planificación sea citado a declaración indagatoria por presuntos sobreprecios y coimas que la constructora brasileña Odebrecht SA. pagó para ganar un contrato de construcción de los gasoductos Norte y Sur.

El fiscal realizó el pedido de indagatoria al juez Daniel Rafecas , a cargo de la causa que investiga el proyecto Ampliación Gas 2006-2008. Delgado imputó a De Vido por “defraudación contra la administración” y “negociaciones incompatibles con la función pública” y adelantó que “casi seguro” también “hubo cohecho” (o sea, coimas). Se trata de una de varias causas relacionadas con Odebrecht, que ya admitió en la justicia brasileña haber pagado u$s 35 millones de sobornos a funcionarios argentinos para participar en contratos obra pública.

La lista de llamados a indagatoria incluye al el ex secretario de Energía, Daniel Cameron; al ex vicepresidente de CAMMESA, Luis Beurett; al ex gerente de Nación Fideicomisos, Néstor Ulloa y su ex subgerente, Marcelo Quevedo Carrillo; al ex subsecretario de Combustibles, Cristian Folgar, y a los apoderados de Odebrecht SA, Flavio Bento de Faría y Marico Faria Silva, entre otros.

“El Ministerio de Planificación se valió de la figura de los fideicomisos, lo que garantizó fiscalizaciones limitadas y permitió realizar licitaciones arregladas cuyos rasgos principales fueron la participación de pocas empresas y los sobreprecios”, describió Delgado.

El fiscal aseguró además que “hay certezas” de que se pagaron coimas “pero aún no hay pruebas” suficientes y consideró que “los posibles sobornos incentivaron la elección de empresas, el ingreso de nuevos actores y los costos mayores sin justificación”.

“Todas esas características generaron que el Estado nacional terminará pagando valores mucho más elevados por las obras”, graficó y afirmó que “el Estado fue engañado por un grupo de funcionarios y de empresarios privados”.

A salvo por ahora en su banca de diputados, al ex ministro, con cinco procesamientos en la espalda y 25 imputaciones por delitos de corrupción, no le esperan, sin embargo, días fáciles en la Justicia. Luego de que el Tribunal Oral Federal N° 4 rechazara una serie de planteos interpuestos por De Vido, podría fijar fecha de inicio al juicio oral por la Tragedia de Once en las próximas semanas.

Días atrás, Delgado pidió elevar juicio oral la causa que investiga al ex ministro por la compra de trenes chatarra a España y Portugal. Por ahora en silencio, Claudio Bonadio espera, para procesarlo en otra causa, que peritos de la Corte determinen si se pagaron sobreprecios por u$s 15 millones sobre el valor internacional en la compra de gas licuado. El mismo juez podría elevar a juicio oral el desvío de $ 600 millones del fondo para subsidiar el gasoil a colectivos.

Los cinco procesamientos

• Descarrilamiento de tren agravado y administración fraudulenta en la Tragedia de Once, con pedido de elevación a juicio oral.

• Incumplimiento de deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles en la causa que investiga la renegociación de contratos ferroviarios.

• Administración fraudulenta y cohecho en la compra de trenes inservibles a España y Portugal en 2005.

• Defraudación de $ 600 millones por desvío subsidios al gasoil a empresas de colectivos

• Asociación ilícita por el direccionamiento de obra pública a favor del empresario amigo Lázaro Báez.

El regreso de la feria viene con novedades para Boudou

Julio De Vido no es el único ex funcionario K al que le esperan días difíciles frente a la Justicia. Mañana, el TOF 1 de la Capital Federal dará su veredicto en el juicio oral de la causa que investigó al ex vicepresidente, Amado Boudou, por irregularidades en la transferencia de un automóvil. La fiscal, Stella Maris Scandura, ya pidió tres años de prisión en suspenso.

Los dolores de cabeza para el ex vice no terminan allí. Luego de rechazar, al regreso de la feria, la recusación que en su contra presentó la defensa de José María Nuñez Carmona, socio y amigo de boudou, los jueces del TOF 4 quedaron en condiciones de fijar, en los próximos días, la fecha de inicio del juicio oral por las irregularidades en el salvataje de la ex Ciccone Calcográfica, que imprimía papel moneda.


Comentarios


De Vido, sin respiro: ahora piden indagarlo por coimas de Odebrecht