Debate postergado en Fernández Oro

No hubo quórum en el Deliberante para tratar el caso de la Escuela 314.



FERNANDEZ ORO (AC).- La presión de los vecinos y de la comunidad educativa de la escuela 314 de esta localidad -cuyo edificio, prefabricado, no aguanta más y corre riesgo de colapso- hizo que el Concejo Deliberante no sesionara ayer por "falta de quórum", y por lo tanto no ratificara el proyecto de ordenanza enviado por la intendencia que propone una postergación de la construcción del nuevo edificio para ese establecimiento.

La directora de la escuela, Nancy Centeno, por medio de este diario hizo un "llamado a la reflexión" a las autoridades competentes a fin de que se empiece la obra, haciéndose eco del clamor popular, pero dijo no estar al tanto, ni haber iniciado acción alguna, para reclamar la mediación de la Defensoría del Pueblo ni por la presentación de un recurso de amparo ante la justicia.

Estas dos posibilidades las está manejando un grupo de padres, se confirmó ayer.

La 314 funciona en el mismo predio del colegio secundario 14. El edificio es prefabricado y por dentro "forrado" de cartón, lo que ha provocado a lo largo de los años múltiples inconvenientes y riesgos.

En noviembre de 2004 durante una visita a Fernández Oro el gobernador Miguel Saiz prometió que en el 2005 se comenzaría la construcción, por partes, del edificio, y para ello la municipalidad a cargo del intendente José González donó un terreno.

Al Concejo Deliberante confluyeron ayer docentes y padres, y la dirección ya había entregado una nota argumentando la necesidad de empezar ya con la construcción.

Como se anticipó, la sugestiva "falta de quórum" pospuso la sesión, pero los padres siguen movilizados.

En el texto que la dirección de la escuela dejó en el cuerpo deliberativo se dice incluso que en el año 2003 la entonces ministra Ana Mázzaro informó por este diario que había fondos del BID para encarar la obra en cuestión y que la delegada Ana Marinozzi solicitó un relevamiento por escrito de las necesidades para el trámite del nuevo edificio.

La tensión se desató cuando los vecinos tomaron conocimiento de que el intendente González, el 31 de octubre pasado, elevó al Concejo un proyecto de ordenanza posponiendo la obra, supuestamente por razones presupuestarias provinciales.

Los padres concurrieron el lunes al Concejo y su presidente, Pablo Cordonnier, les confirmó la noticia, indicándoles que en la sesión de hoy el proyecto sería tratado y aprobado, lo que no sucedió,

Anoche los padres y docentes volvieron a reunirse para tratar este caso, coincidiendo en que debe darse curso a la partida presupuestaria existente para que la escuela funcione en un edificio que no sea un peligro, en especial para los casi 300 alumnos que componen la matrícula.


Comentarios


Debate postergado en Fernández Oro