Deberá pasar un año después de la gestión

NEUQUÉN (AN).- Un año después de dejar un cargo municipal, provincial o nacional, los funcionarios podrán aspirar a la adjudicación de tierra fiscales rurales. Quedó plasmado en el decreto 1811/10, publicado ayer en el Boletín Oficial. La definición llega luego de que el intendente Mauro del Castillo (Villa Pehuenia) intentara recibir tierras para realizar un emprendimiento turístico valuadas en cerca de un millón de dólares. En rigor, la norma introduce una leve modificación a la normativa que estaba vigente hasta ayer. Se trata del decreto 826/64, que establecía en el artículo 11 los límites para los funcionarios y sus cónyuges, salvo que renunciaran a un cargo, excepción que no regía para los “empleados de los organismos que intervienen en la administración de las tierras fiscales” que así no podían obtenerlas hasta un año después de dejar su puesto laboral. Tras la modificación instrumentada a partir de la publicación de la nueva normativa, el decreto modificatorio plantea que “en tierras urbanas y rurales”, la imposibilidad de obtener un terreno quedará vigente para “quienes desempeñen cargos públicos, nacionales provinciales o municipales, ni sus cónyuges, hasta transcurrido un año desde la finalización de mandato o cargo”. Es decir, introduce el plazo de un año para todos los funcionarios -incluidos los de Tierras- y elimina el acceso en caso de renuncia. El texto dice que “es deber inexcusable del funcionario público mantener una conducta decorosa, no utilizando las prerrogativas del cargo para la obtención de beneficios”. Y que quienes detentan cargos “deben mantenerse al margen y evitar hacer uso de los vínculos y relaciones nacidos de su función, pretendiendo con ello obtener directa o indirectamente un beneficio”.


Comentarios


Deberá pasar un año después de la gestión