Deberán dar examen para ascender los estatales neuquinos

La iniciativa está contemplada en un proyecto de ley.Forma parte de la nueva carrera administrativa.Actualmente la promoción es por permanencia.



 NEUQUEN (AN).- El régimen de ascensos en la administración pública experimentará un giro de 180 grados si prospera la iniciativa del gobierno de sancionar una ley de Función Pública que contempla la conformación de un jurado encargado de tomar exámenes a quienes quieran ascender de categoría.

La dirección de Función Pública, que depende del ministerio de Planificación y Control de Gestión, terminará de pulir y entregará al gobernador para que lo envíe a la Legislatura, el proyecto de ley de Carrera Administrativa.

En la actualidad la promoción se logra a través de la permanencia en la categoría. Entre los puntos innovadores del proyecto que se está elaborado figura que dicha promoción se dará por un concurso de oposición y antecedentes y que la oposición será un examen en donde un tribunal integrado por otros agentes de la Administración Pública y por un representante de la Asociación Trabajadores del Estado evaluará al concursante.

Otra innovación es que el concurso será anónimo de manera tal que el tribunal no conocerá al agente que quiera ascender. Así se buscará evitar el favoritismo y el clientelismo dentro del Estado.

Pero previo a estos exámenes, todos deberán capacitarse. No sólo los agentes que quieran promocionar sino también aquellos que se presenten para ser evaluadores. “Habrá un curso de capacitación para evaluadores” informó el director de Función Pública, Rodolfo Kaiser.

El ministerio que conduce José Brillo es el productor de todo el proyecto de Reforma del Estado que impulsa Jorge Sobisch. La base de las iniciativas sobre las que trabaja el gobierno es un trabajo de más de dos años que realizaron expertos del Programa de Naciones Unidades para el Desarrollo (PNUD), bajo la órbita de la Secretaría General en la gestión anterior.

La primera avanzada de esta reforma fue una serie de proyectos que ya están en la Legislatura como la ley de Estructura Salarial.

Esta ley junto con la que se enviará de Carrera Administrativa y junto con un decreto -también está casi terminado y será presentado en los próximos días al gobernador- sobre la estructura administrativa, forma parte de la ley general de la Función Pública.

Otros proyectos de ley enviados como por ejemplo la eliminación del artículo 80; la derogación de la promoción por mera permanencia en la categoría, tienen el objetivo de quitarle al régimen anterior todo atractivo para que los empleados opten por el nuevo sistema.

Las nuevas reglas de juego regirán para quienes de aquí en más ingresen al Estado, pero si se quitan atractivos al antiguo sistema, se espera que el empleado elija el nuevo. Estos atractivos, como la ventaja de los días que el empleado se puede tomar por el artículo 80, son denominados “distorsiones” por quienes están elaborando el proyecto de ley de Carrera Administrativa.

La tercer “pata” de la ley de Función Pública es la estructura administrativa cuya reglamentación sólo es necesaria por decreto del gobernador. Este decreto ya está casi terminado y en los próximos días será presentado en sociedad.

El ministro de Planificación y Control de Gestión informó que “de esta manera tendremos el edificio -la estructura administrativa-; tendremos la escala salarial y la manera en que se promocionará dentro de esa escala”.

El primer proyecto enviado fue el de la estructura salarial -que aún no ha sido tratado por los diputados- porque se entendió que era inútil generar una carrera administrativa con una escala salarial distorsionada.

Brillo y Kaiser se ocuparon de dejar en claro que la reforma del Estado no pasa sólo por un reordenamiento de la administración pública o un ajuste para reducir el déficit.

La Reforma del Estado tiene otros dos ejes además del de la Función Pública: la planificación y control de gestión y la función administrativa. A partir del primero se buscarán generar fuera del Estado las condiciones para producir el desarrollo de emprendimientos productivos. Por ejemplo se impulsarán proyectos como Chihuidos I y II; la propuesta de Guascor para San Patricio del Chañar, entre otros. A través del eje de la función Administrativa se invertirán fondos para el fortalecimiento institucional y la desburocratización de distintas áreas del Estado.


Comentarios


Deberán dar examen para ascender los estatales neuquinos