Deberían “cambiar la estrategia” para dar con los prófugos

Marcela Aigo, hermana del sargento ayudante ultimado, criticó el operativo que realizan las fuerzas de seguridad. Su familia espera recibir información sobre la manera en que están trabajando para encontrar a Cortés Torres y Salazar Oporto. Sobre la reconstrucción del crimen dijo que fue “una buena causa para mostrar muchas cosas que quedaron confusas”.





Asesinato del policía neuquino

Marcela Aigo, hermana del policía asesinado el 7 de marzo en paraje Pilo Lil, criticó el operativo que se está desarrollando para dar con los prófugos chilenos Alexis Cortés Torres y Jorge Antonio Salazar Oporto. Además comentó que su familia está conforme con la reconstrucción del hecho que se realizó esta madrugada.

“Hay mucha gente moviéndose, pero la verdad pareciera que la organización interna de la policía no está funcionando porque siempre se está yendo detrás de los prófugos y nunca de frente”, dijo Marcela en una entrevista con el programa Vuelta de Página (LU5).

Para ella, se debería “cambiar la estrategia” para encontrarlos con vida “porque la justicia tiene que responder por lo que hicieron”, comentó.

La familia del sargento asesinado consideró que el operativo “está fallando” y “tanto la Policía y la Gendarmería” deberían reorganizarse.

Indicó que le enviarán una nota al Ejecutivo provincial y a las fuerzas de seguridad para que les informen de qué manera se está trabajando. “Tiene que haber un operativo organizado, así tenemos frutos pronto; sino hay gente agotada”, manifestó.

Hoy por la madrugada el juez Joaquín Cosentino encabezó la reconstrucción de la situación ocurrida el 7 de marzo sobre la ruta 23 en la zona del Pilo Lil, a pocos kilómetros de la ciudad de Junín de Los Andes.

Al respecto, Marcela indicó que fue “una buena causa para mostrar muchas cosas que quedaron confusas. Esperemos que el señor juez haya tomado nota”.

Ayer la familia de Cortés Torres, uno de los prófugos, dio una conferencia de prensa donde manifestó que temen por la vida de los dos chilenos buscados y que el gran despliegue policial, más la recompensa del Gobierno neuquino, es considerado “una cacería humana”.

Al respecto, la hermana de Aigo cuestionó si lo que hicieron con José “no fue una cacería humana también”.

El próximo sábado se va a cumplir un mes del crimen y la familia convocó a una misa para pedir justicia que se va a desarrollar afuera del Juzgado de Junín de los Andes.

“Una misa con pancartas y banderas, una misa diferente donde van a participar las comunidades mapuches”.

rionegro.com.ar


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite