Decenas de personas se quedaron sin comedor

Está en Plottier y fue clausurado por la municipalidad.



PLOTTIER (AN).- Un grupo de vecinos del barrio Los Hornos se opone al cierre, por parte del municipio, del comedor comunitario ubicado en ese sector de la ciudad. Afirman que un centenar de personas, en su mayoría niños, acudían al lugar a diario. Desde el municipio aclararon que las personas asistidas son sólo 35 y que la clausura corresponde a “un cambio de modalidad” en la asistencia alimentaria.

Los vecinos aseguraron que, hasta la semana pasada, asistían al comedor comunitario más de cien personas, principalmente niños, de los barrios Los Hornos, Toma Obrera y Parque Industrial de Plottier. El lunes, luego de que desconocidos robaran algunos elementos de cocina, los agentes municipales se llevaron las mesas y los utensilios que quedaban y clausuraron el lugar.

“Mis hijos y yo misma comíamos ahí todos los días, y acá en el barrio hay mucha gente que necesita esa ayuda”, relató Olga, vecina del barrio Los Hornos. “Iban muchos chiquitos de acá y de otros barrios a comer ahí”.

Olga, que no quiso dar su apellido por temor a represalias, informó que los vecinos se reunieron para pedir que se vuelva a abrir el comedor “Los Horneritos” y solicitaron sin éxito una audiencia con la intendente de Plottier, Pilar Gómez.

Adriana Perkovich, secretaria de Gobierno municipal, confirmó que a causa del robo el comedor fue cerrado pero aclaró que “mañana (por hoy) se comenzarán a repartir bolsones con comida a los vecinos como solución provisoria hasta implementar un nuevo programa”.

Perkovich indicó que la política del gobierno provincial es reemplazar los comedores municipales por el programa “Comer en Casa”. “La situación de este barrio apuró la implementación de la nueva modalidad de asistencia, después seguiremos con los demás comedores”, afirmó.

La funcionaria también remarcó que la lista de beneficiarios del centro comunitario es sólo de 35 personas y n más de cien, como indicaron los vecinos. “Lo que pasa es que los días que no abría el comedor de la escuela, que está a unos metros, todos esos chicos se iban al comedor comunitario y entonces se incrementaba la asistencia”, explicó Perkovich.

Según las autoridades municipales, este año hubo cinco robos en el comedor municipal de Los Hornos. En cada oportunidad desmantelaron el lugar, llevándose heladeras, ollas y elementos de cocina. “Es imposible mantener el comedor en funcionamiento si roban cada dos meses, es el único lugar donde tenemos estos problemas”, sostuvo Perkovich. “En el mismo barrio hay otro servicio nuestro, un centro de estimulación temprana, que también fue violentado varias veces”, añadió.

La secretaria de Gobierno opinó que “si estamos brindando un servicio y no logramos que la gente se apropie y lo cuide, algo hay que cambiar”.

En coincidencia, los vecinos comentaron que “la gente del municipio dijo que nosotros tendríamos que haber cuidado mejor el comedor si no queríamos que lo cierren”.


Comentarios


Decenas de personas se quedaron sin comedor