Decepcionante

San Martín de San Juan goleó 6-1 a un Boca sin ideas.

Redacción

Por Redacción





Boca vivió una pesadilla en San Juan y se vuelve con una goleada histórica ante un rival que está en zona de descenso.

Hay partidos que marcan el rumbo de un proceso. Ayer Boca recibió un histórico cachetazo que apunta a costarle caro al ciclo de Carlos Bianchi, que no logra encontrarle la vuelta a un equipo que ya no sólo juega mal, sino que es vapuleado.

Ayer San Martín de San Juan le dio una verdadera paliza, en un partido en el que parecía que estaban los roles cambiados. El 6-1 de los sanjuaninos desnudó todas las pobrezas del Xeneize.

Lo del primer tiempo fue de los peor que se le ha visto a Boca en mucho tiempo.

Superado por un equipo sanjuanino que no sabía de triunfos en el torneo, el mix que mandó Carlos Bianchi a la cancha fue pura decepción. Errores defensivos, carencias ofensivas y un rival que estuvo certero, fue la combinación menos deseada para el Xeneize que definitivamente se despidió del torneo local.

A los dos minutos, Humberto Osorio Botello aprovechó una falla defensiva para dar la sorpresa.

Con la presión de la desventaja, los de Bianchi nunca lograron soltarse para llevar peligro al arco de Luis Ardente.

Para colmo, Oscar Ustari calculó muy mal y la pelota de Luna le pasó para arriba para dejar a los sanjuaninos 2-0.

Cuando sobre los 38’ Santiago Silva descontó de penal, Boca soñó con una levantada, pero Landa y Osorio Botello se encargaron de devolverlo a la realidad con dos tantos más antes del final del primer tiempo.

Los cambios en la zona defensiva del entretiempo, no modificaron en nada la flojísima tarde en San Juan.

“Antifaz” Osorio armó una gran jugada por la izquierda y clavó el 5-1 que para muchos sonaba a increíble.

Sebastián Penco, con un cabezazo a la salida de un tiro libre de la derecha, llevó la cuenta del local a 6 y terminar de desnudar todas las pobrezas de un equipo que no es equipo; bajo a nivel individual y peor como colectivo.

Los últimos minutos fueron de agonía pura para un Boca que fue recibió la hostilidad de una hinchada que desde el final del primer tiempo ya le reclamaba más actitud y buen juego para soñar con la levantada.

Luego del sexto San Martín sacó el pie del acelerador, porque si hubiese querido más podría haber ampliado la diferencia ante un rival entregado a la desazón.

Para los sanjuaninos, fue un triunfo histórico, que le valió tres puntos de oro en su lucha por tratar de zafar del descenso.

Aunque todavía sigue segundo de abajo para arriba, acortó distancias con Independiente, que marca la línea de los equipos que perderán la categoría.

Télam

fútbol de afa


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Decepcionante