#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Declaran culpables a seguidores de Ben Laden

Un jurado estadounidense declaró ayer culpables a 4 personas por los atentados cometidos contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania. Ahora viene la sentencia.



Nueva York (Télam, por Norberto Svarzman).- Cuatro personas fueron declaradas ayer culpables por los atentados contra dos embajadas estadounidenses en el Africa en 1998, que dejaron un saldo de 224 muertos, 12 de ellos norteamericanos, y miles de heridos.

La sentencia será dictada en dos o tres semanas, si los abogados defensores no interponen antes algún recurso.

El veredicto de ayer fue dictado por un jurado de Nueva York tras 12 días de deliberaciones, y tuvo en cuenta cargos que pueden acarrear la pena capital para dos de los cuatro acusados.

El juicio contra los seguidores del millonario saudita Osama ben Laden (uno de los 10 hombres más buscados por Washington) duró tres meses en medio de medidas de seguridad extraordinarias.

Los veredictos alcanzan a Rashed Daoud Al-Owhali, de 24 años oriundo de Arabia Saudita y Khamis Mohamed, de 27 años, nacido en Tanzania. Estos dos acusados son los que pueden llegar a enfrentar la pena de muerte.

Los otros dos son Wahid El-Hage, de 40 años, residente en Arlington, Texas y el Jordano Mohamed Sadek Odeh, de 36 años de edad.

Todos fueron encontrados culpables de asociación ilícita para matar a ciudadanos estadounidenses. En los atentados contra las embajadas en Nairobi (Kenya) y Dar es Saalam (Tanzania) donde murieron 12 ciudadanos norteamericanos en agosto de 1998.

La fiscalía, durante las presentaciones, mencionó repetidamente el nombre de ben Laden quien, supuestamente es el líder de la organización llamada al-Quaeda (la base), una organización integrada por extremistas islámicos creada para combatir la ocupación soviética en Afganistán.

Los fiscales dijeron que ben Laden comenzó a planear actos contra los Estados Unidos en 1989 y en 1998 emitió una directiva a sus seguidores diciendo que había que matar a estadounidenses, donde quiera que se los viera. Uno de los principales testigos del ministerio público, el ex terrorista Jamal al-Fadl, declaro que ben Laden llamaba a los Estados Unidos como "la cabeza de la serpiente".

Durante el juicio, un agente del FBI dijo que Al-Owhali había declarado que el condujo el camión cargado de explosivos hacia la embajada en Nairobi y que lanzó granadas para distraer a los guardias. Pero durante el proceso Al-Owhali se desdijo y su abogado sostuvo que no sabía nada de la conjura terrorista.

Por su parte, Mohamed había dicho a otro agente del FBI que había colaborado en la preparación del TNT para la bomba en Tanzania y que ayudó a cargarla en un vehículo.

Sin embargo, su abogado defensor dijo que había sido sólo una figura sin importancia en el grupo y que no estaba al tanto de que se preparaba una bomba.

La fiscalía dijo que El-Hage, secretario personal de ben Laden, recorrió el mundo recolectando dinero para la organización y contrabandeando armas para los actos terroristas.

Odeh, un experto en explosivos, fue acusado de brindar apoyo técnico al grupo ya que estuvo en Nairobi en el mismo cuarto de hotel con el jefe del grupo hasta poco antes del atentado pero en su defensa dijo que era un hombre de negocios que nada sabía del plan terrorista.

La defensa sostuvo que los residuos de explosivos encontrados en su ropa no coincidían con los usados en la embajada y que sólo se lo había enjuiciado debido a que era miembro de al-Qaeda.

Aplazarían una ejecución

LOS ANGELES (Reuters) - Un abogado del condenado por el atentado de Oklahoma City, Timothy McVeigh, dijo que la ejecución de su cliente, reprogramada para el 11 de junio, podría volver a aplazarse si se comprueba que la FBI retuvo evidencias que debió entregar a la defensa durante el juicio.

El abogado Rob Nigh hizo las declaraciones en una edición del programa "60 Minutes II", que será transmitido la noche del martes después del segmento noticioso de la cadena CBS. En el programa el ex agente de la FBI, Rick Ojeda dijo que evidencia que él reunió personalmente no fue entregada a los abogados de McVeigh, aunque la misma hubiera ayudado aun más al equipo de la defensa. McVeigh fue procesado y sentenciado a muerte por el atentado del 19 de abril de 1995 en un edificio federal en Oklahoma City, cobrando la vida de 168 personas.


Comentarios


Declaran culpables a seguidores de Ben Laden