Declaran por boletas adulteradas



Hoy declararán cuatro empleados del Ministerio de Familia, en el marco de una causa en la que se investiga la supuesta adulteración de facturas para concretar un presunto “robo hormiga”. Ese expediente, en manos del juez Carlos Reussi, se inició luego de que auditores del gobierno nacional llegaran a Viedma e iniciaran una rueda de consultas ante la aparición de boletas con burdas tachaduras o correcciones para justificar compras por montos mucho más elevados que los originales, en expedientes de rendición de partidas remitidas desde el Ministerio de Desarrollo Social. Se encontraron, por ejemplo, compras de 40 guitarras en lugar de cuatro, incrementando el gasto en miles de pesos o un simple viaje en taxi de 8 pesos transformado en una compra de 8 mil, mediante el agregado de ceros en la cifra final. Los propios comerciantes que aportaron las facturas, desconociendo lo que luego se hacía con ellas, declararon en sede judicial y ratificaron las denuncias. Este medio también consultó a algunos de ellos y la respuesta fue siempre la misma: la compra fue una originalmente y luego alguna mano, dentro del Ministerio corrigió montos, agregó ceros y “engordó” cifras. (AV)


Comentarios


Declaran por boletas adulteradas