Declararán la zona de desastre y emergencia





El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, firmará hoy el decreto para la declaración de la emergencia y desastre de las zonas afectadas por el fuego. Según se informó, permitirá adoptar medidas “para acompañar a los productores afectados por el siniestro”. Además requerirá al gobierno nacional que homologue la declaración, y le pedirá fondos extras a través de Aportes No Reintegrables.

La zona de Río Colorado y La Adela atraviesan uno de los peores siniestros de campos de su historia. En el departamento Pichi Mahuida las llamas consumieron más del 50% de la superficie y se estima que se perderá alrededor del 20% del stock ganadero.

Ayer en Río Colorado los bomberos, productores y cientos de colaboradores pudieron tomarse un respiro porque los contrafuegos cumplieron su cometido.

“Por primera vez en 20 días lo tenemos (al fuego) controlado, si esta vez el clima nos da una manito y el viento deja de soplar fuerte, podremos decir que en las próximas horas haremos las tareas para apagarlo”, dijo uno de los bomberos del cuartel de Río Colorado.

Según datos recogidos por “Río Negro”, desde el 19 de diciembre cuando se inició el incendio, sólo en el departamento Pichi Mahuida afectó a 40 lotes de 10.000 hectáreas cada uno. Algunos expertos señalan que el fuego dañó unas 350.000 hectáreas de pastizales, cientos de cabezas de ganado, miles de kilómetros de alambrado y postes perimetrales, destruyó instalaciones y corrales, poniendo en peligro decenas de viviendas. Además destruyó un tractor que estaba siendo utilizado para hacer limpieza en la zona y un camión que estaba destinado para juntar leña para la venta. También varios brigadistas y productores llegaron a correr riesgo de vida cuando el fuego los acorraló. La desazón por estas horas invade a la gran mayoría de los ganaderos del departamento que se ven imposibilitados de darles de comer a los animales, y ya prevén pérdidas por unos o dos años, porque las hembras no tendrán crías.

Panorama crítico

en La Pampa

Por la zona pampeana el panorama sigue critico. El fuego, ayudado por los fuertes vientos, sigue dificultando el trabajo de los bomberos, de Defensa Civil y de los propios dueños de campos. Los focos se siguen extendiendo en toda las zonas rurales cercanas a Caleu Caleu, por la espesa humareda que causan los fuegos. Ayer sobre la tarde el viento cambió y las llamas comenzaron a “viajar” hacia Villarino, a menos de 10 kilómetros del límite entre la provincia de Buenos Aires y La Pampa. Por el peligro, Defensa Civil bonaerense dio permiso a bomberos de los distritos de Bahía, Monte Hermoso y otros de la zona a unirse para combatir el incendio.

“Dialogamos con todas las sociedades rurales de las zonas afectadas. Queremos asegurar alimentos para los animales”,

lo dijo el gobernador Alberto Weretilneck al referirse a la situación.

La lucha contra los incendios lleva más de 20 días y recién anoche por primera vez el avance de las llamas se detuvo. Los combatientes esperan una ayuda del clima para apagarlas.

Datos

“Dialogamos con todas las sociedades rurales de las zonas afectadas. Queremos asegurar alimentos para los animales”,
La lucha contra los incendios lleva más de 20 días y recién anoche por primera vez el avance de las llamas se detuvo. Los combatientes esperan una ayuda del clima para apagarlas.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Declararán la zona de desastre y emergencia