Declaró, llegó sobre la hora y la rompió



Kobe Bryant tuvo que presentarse a declarar en el Condado de Eagle (Colorado), por el juicio que afronta por agresión sexual y llegó al Staples Center una hora antes del partido. Igual salió entre los titulares y fue la gran figura de Los Angeles Lakers, que le propinó una paliza a Sacramento (115-91).

El escolta se despachó con 36 puntos y llevó a su equipo a una victoria clave, porque el múltiple campeón quedó a dos partidos de los Kings. Además, se ubicó a uno de Minnesota, el rival de esta noche, en otro cruce determinante.

Los Timberwolves, que venían de ganarle a San Antonio, sufrieron una inesperada caída ante Denver (101-92) y están obligados a recuperar terreno. El novato Carmelo Anthony les complicó la vida y anotó 25 puntos.

La revelación del torneo se llama Memphis, que de la mano del español Paul Gasol (23 puntos) le dio una verdadera lección a New York y pasó la línea de Dallas en el Oeste.

A los Mavericks no les alcanzó con las 14 asistencias de Steve Nash y los 22 puntos de Dirk Nowitzki e Indiana, sin Jeremaine O'Neal, ganó 103-99 y se escapó en la tabla general. (AN)


Comentarios


Declaró, llegó sobre la hora y la rompió