Declaró Rousseau y sigue detenido





Adrián Rousseau, sindicado como líder de la barra brava de River, acusó a la Policía Federal de haberlo golpeado y dijo que nunca se resistió a ser detenido en el megaoperativo realizado el domingo en las adyacencias del estadio Monumental.

Según testimonió ayer por la tarde su abogado Ignacio Irurzun, eso fue lo que declaró Rousseau ante Marías Rosa Casará, titular del juzgado de menores número 5 que se hizo cargo de la causa por haber menores de edad implicados.

Sin embargo, la situación del barrabrava se complicó porque la acusación que recae sobre su persona es la de «Gresca en espectáculo deportivo», delito que puede recibir una pena de 1 a 6 años.

Esa última imputación hizo que Casará determinara que Rousseau permanezca detenido, al menos hasta hoy, en la Alcaldía del Palacio de Tribunales. La jueza determinará si es excarcelado en virtud del análisis que haga de los informes que le entregue la fiscalía de Saavedra.

Irurzun, defensor de Rousseau, dijo que su cliente «está detenido por resistencia a la autoridad y por ello, de no sumarse alguna otra imputación, quedará liberado en las próximas horas. Sin embargo, fuentes tribunalicias indicaron que la acusación es otra y que Rousseau puede recibir una pena mayor.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Declaró Rousseau y sigue detenido