Decomisaron animales faenados clandestinamente y enviados por tren

Estaban preparados como encomiendas que contenían corderos, capones y lechones de la Línea Sur




SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los efectivos de la Brigada Rural secuestraron 31 animales que habían sido faenados en forma clandestina en dos localidades de la Línea Sur y fueron enviados a Bariloche por ferrocarril y en cajas de encomienda.

Si bien la policía cuenta con un destacamento en la estación del ferrocarril, el secuestro de corderos, capones y lechones procedentes de Comallo y Maquinchao no se produjo de manera casual. Las manchas de sangre que quedaban en el vagón de carga luego de cada envío hicieron sospechar a los uniformados y esta vez estaban esperando a la persona que debía retirar las encomiendas. Después de un rato largo en el que nadie se presentó para recoger los envíos la policía secuestró los aproximadamente 500 kilos de carne y luego de comprobar que estaban aptos para el consumo humano los distribuyeron entre distintas entidades de bien público.

Al igual que en otras oportunidades, la carne decomisada y apta para el consumo fue repartida en varios comedores barriales por los funcionarios de Promoción Social del municipio.

Cerca del ingreso a Bariloche por la ruta 237 existe un camino secundario que permite eludir el paso por el destacamento de la Caminera y es escenario de los mayores secuestros del producto de caza, pesca y faena clandestina. Otros procedimientos se realizan en la ruta 23 para impedir el ingreso de animales faenados en parajes de la Línea Sur. Por eso los distribuidores habrían comenzado a introducir la carne, sin los requisitos sanitarios y de higiene exigidos, utilizando el tren de Sefepa.

Los controles policiales también sirven para prevenir el cuatrerismo, un azote bastante frecuente en la zona y que en ocasiones perjudica a modestos crianceros.

La policía considera que la persona que esperaba la carne se alejó al observar el movimiento de uniformados, porque estaba advertida de que en el mejor de los casos igual perdería el envío. A los que cometen la infracción por primera vez los sancionan con el simple decomiso de la carne, pero a los reincidentes le aplican además una multa de 180 pesos.

En otro procedimiento lograron recuperar 15 vacunos que habían sido sustraídos por avezados cuatreros en campos de la estancia "El Cóndor", pero del resto de los animales robados sólo quedaban las vísceras porque ya habían sido faenados y distribuidos en los barrios altos de la ciudad.

La Brigada Rural se moviliza en motocicletas todo terreno y en equinos para realizar sus batidas por los alrededores de Bariloche, pero rara vez logra detener a los cuatreros porque son buenos conocedores del terreno y establecen puntos de observación.

Piden adhesión a la ley ovina

VIEDMA (AV).- El bloque justicialista presentó un proyecto de ley para que Río Negro adhiera a la Ley Nacional de Recuperación de la Ganadería Ovina.

La iniciativa del legislador José Luis Zgaib habilita al Ejecutivo Provincial a adecuar fiscalmente a Río Negro para cumplir con la norma nacional.

Designa a la secretaría de la Producción como autoridad de aplicación del régimen para la recuperación de la ganadería, aunque ese organismo podrá delegar en el Ente de Desarrollo de la Línea Sur la mencionada aplicación.

En los fundamentos, Zgaib señala que "este nuevo instrumento traerá importantes beneficios para nuestra provincia y sobre todo favorecerá a un sector que requiere de una urgente asistencia para salir de una esquiva situación y encontrar el adecuado rumbo en la explotación racional de nuestra meseta patagónica".

La norma nacional 25.422 entró en vigencia el mes pasado y estuvo a punto de naufragar, en virtud de que el ministro de Economía, Domingo Cavallo, intentó podarle los 20 millones de pesos anuales previstos para financiar los proyectos establecidos por ley en cada jurisdicción provincial.

La actitud ministerial se frenó merced al "lobby" que debieron desplegar parlamentarios nacionales y entidades agropecuarias ante el Poder Ejecutivo Nacional.

Este régimen de asistencia tiene como objetivo adecuar y modernizar los sistemas productivos para optimizar la producción comercializable de animales en pie, lana, carne, cuero, leche, grasa, semen, embriones u otro producto derivado. Exige que la actividad se realice con criterios de sustentabilidad.


Comentarios


Decomisaron animales faenados clandestinamente y enviados por tren