Decreto 7: dispuestos a resignar dinero

VIEDMA (AV).- La comisión del Decreto 7 contraofertó al gobierno provincial la posibilidad de reducir el monto indemnizatorio a cambio de llegar a un arreglo frente a sumas recortadas durante años anteriores. La idea trasladada al Consejo Provincial de la Función Pública apunta a que el grupo estaría dispuesto a renunciar a algunos años de los exigidos como para conseguir el cobro, informó a “Río Negro” el coordinador del grupo de apoyo, Jorge Mosquera. La contrapropuesta implicaría que sobre 10 años adeudados, dejarían siete sin reclamar, y una vez conseguido el acuerdo que “nos paguen como puedan” el resto de lo que deben distribuirse entre unos 516 de los que quedan. Inicialmente eran más de un millar que se habían plegado al decreto de retiro voluntario a mediados de los ‘90. Un caso testigo es que de un monto indemnizatorio de 400.000 pesos, por ejemplo, el beneficiario estaría dispuesto a percibir cerca de 50.000; precisó. Señaló que la contrapropuesta está siendo evaluada en los ámbitos gubernamentales ya que ese consejo debe “mirar las liquidaciones a efectuar”. De prosperar un convenio en ese sentido, el grupo luego buscaría resolver la instancia superior a fin de conseguir que la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) se haga eco de los planteos para conseguir un mejor haber jubilatorio. Mosquera sostuvo que la transferencia de los retirados se hizo a “paquete cerrado”, es decir sin reconocer las sumas fijas no remunerativas. Para el ámbito nacional se formularían reclamos administrativos o judiciales. Desde mayo, el grupo de retirados rionegrinos se declaró en estado de estado de alerta y movilización como consecuencia de la falta de respuestas del Estado rionegrino que, pese a las distintas administraciones, elude un resarcimiento por descuentos practicados a sus haberes a mediados de los ‘90. Insistió en que de más de un millar de beneficiarios dispuestos a la restitución, la demora nos “lleva 635 muertos”. Cuestionó a los jueces y funcionarios judiciales que “no tienen doble descuento” y también trasladó el reclamó al gobernador Alberto Weretilneck, quien a través del secretario de Gobierno, Ariel Gallinger, “nos dijo que en una semana lo arreglaban , y estaban trabajando sobre el tema, pero luego les faltaba documentación”. Una vez que concluyó su encendida alocución en la vereda del edificio del Poder Judicial, sus seguidores depositaron en el hall de ingreso dos enormes cruces en recuerdo de los fallecidos, y dejaron las coronas de flores.


Comentarios


Decreto 7: dispuestos a resignar dinero