Defensoría del Pueblo planteará alternativas para evitar a los 'coleros'




VIEDMA (AV).- La Defensoría del Pueblo tomó ayer intervención en el problema de la entrega de turnos en el hospital Zatti de esta capital, al iniciar un expediente en el cual se solicitaron informes al director del nosocomio y el ministro de Salud, Francisco Buzzo.

El edificio fue recorrido durante las últimas horas por la defensora adjunta, Marcela Yappert, quien tomó contacto con el titular del hospital, José Pacayut.

El directivo le comentó a la funcionaria que se amplió a dos horas el ingreso al edificio, a partir de las cinco de la mañana, para aliviar las cargas. A esto debe sumarse la acción del servicio telefónico gratuito, según reveló Yappert.

La funcionaria explicó a "Río Negro" que hay una importante deserción de pacientes -a los turnos solicitados- por lo tanto una de las estrategias sería difundir la posibilidad de que la gente siga utilizando la línea gratuita para desistir de ser atendida y mejorar el tiempo de espera. Mencionó que otra posibilidad podría rondar en transparentar la cuestión de los turnos difundiendo una planilla dentro del hospital.

Yappert dijo no entender el accionar de personas que cobran por gestionar turnos, en referencia a los denominados "coleros".

Consideró que "nos llama la atención" y si bien "el pago forma parte de la libertad de las personas, quieren llevar esto a un terreno de la precarización laboral".

Insistió en que "no nos parece que sea un trabajo, porque para esos tienen que generarse políticas de empleo genuino" y además "no podemos legitimar la venta de turnos" dado que "hablamos de un centro de atención que es público y gratuito".

Yappert justificó la intervención porque también "tendríamos que ver si pasa lo mismo en otros lugares como General Roca o Bariloche".

El problema con los "coleros" se viene produciendo desde hace algún tiempo lo cual obligó a las autoridades a restringir los accesos al hospital e incluso evaluando la posibilidad de tener que convocar a la policía.

El problema principal lo generan además la gran demanda que hay de turnos para las especialidades de traumatología y urología, y a ello se suma que al ser considerado hospital de cabecera, deben atender la demanda de localidades cercanas.

Durante el año anterior, el hospital realizó 71.463 consultas médicas y 46.603 prestaciones por guardia. Actualmente el índice de turnos perdidos ronda el 25 por ciento.


Comentarios


Defensoría del Pueblo planteará alternativas para evitar a los 'coleros'