Definen la suerte de Baeza en Piedra

El intendente suspendido sería destituido hoy. Presentaron 12 carillas de cargos en su contra.



PIEDRA DEL AGUILA (ASM).- El Deliberante de Piedra del Aguila presentó ayer un escrito de 12 carillas que contiene un cúmulo de cargos contra el hasta ahora suspendido intendente Jorge Baeza y, en medio de tenso clima, citó para hoy al jefe comunal para que presente su descargo.

Sin embargo, en el ambiente político local se daba por descontada la destitución de Baeza, cuando hoy y desde las 10 de la mañana se reanude la sesión, que en rigor se encuentra en cuarto intermedio.

Durante la lectura del informe se multiplicaron los reclamos desde la barra de partidarios de Baeza, que consideraban a la acción del cuerpo legislativo como una maniobra política. Los epítetos acompañaron a los ediles durante toda la sesión, a la que también asistió el propio Baeza. De hecho, Baeza se negó a firmar la conformidad o “recibido” del documento, y en varias oportunidades desafió a los concejales para que resolviesen su situación en ese mismo instante.

Fuentes consultadas especulan que Baeza no asistirá a la sesión de hoy para hacer uso del derecho al descargo, y que recurriría a la justicia. El cuarto intermedio que postergó la decisión se resolvió por seis votos a uno. No se descarta que ese mismo resultado sea el que termine por destituir a Baeza.

El Concejo juzga la actuación política del jefe municipal, de manera que las denuncias serán elevadas a la justicia si correspondiere.

El documento elaborado por los ediles contiene variadas imputaciones a la gestión de Baeza, que fue suspendido hace 90 días por el mismo cuerpo colegiado.

Gustavo Lillo (PJ) y el vecinalista Gustavo Foricher detallaron algunas de las irregularidades de las que acusan a Baeza, cada una de las cuales “tiene su debida documentación respaldatoria”, dijeron.

Lillo recordó el caso del balneario municipal. Una empresa reclama pagos por 28.000 pesos en concepto de obras realizadas en el perilago, pero “en la municipalidad no existe documentación alguna al respecto”.

Otro dato en la investigación son las obras en el matadero municipal. Lillo dijo que el gobierno provincial envió 72.000 pesos para realizar todas las tareas de reacondicionamiento, y Baeza ya había gastado el dinero antes de completar el 50 por ciento de la obra.

Otra de las anomalías está contenida en un capítulo sobre la construcción de un plan de viviendas de seis unidades. Recordó Lillo que “a los contratistas se les pagó por la totalidad de los trabajos, cuando en realidad aún faltaban las terminaciones”.

A su turno, Foricher llamó la atención sobre los gastos en reparaciones que Baeza habría hecho sobre su propio vehículo. Recordó que una resolución del Concejo del año 2000 aprobó que Baeza utilizara su propio vehículo para realizar gestiones oficiales. Se le concedió un cupo de gastos en reparaciones de 1.000 pesos, pero “gastó 2.600”, dijo el edil del Frente Vecinal. Luego, Baeza cambió su Renault 19 por un Renault Laguna. “El mismo intendente, sin la intervención del Concejo como corresponde, modificó la resolución original para incluir al nuevo vehículo, al que le compró gomas nuevas antes de haberlo utilizado en actividades oficiales”, enfatizó Foricher.


Comentarios


Definen la suerte de Baeza en Piedra