"Del amor y otros demonios'' con la visión de cineasta costarricense

BOGOTÁ (AP).- A la costarricense Hilda Hidalgo se le metió en la cabeza la idea de llevar al cine "Del amor y otros demonios'' desde el mismo momento en que comenzó a recorrer las primeras líneas de la novela del laureado Nobel colombiano Gabriel García Márquez.

"Percibí entonces una novela llena de imágenes, parecida a un guión'', dijo la directora en una entrevista con la AP. Y García Márquez no tuvo objeción en el proyecto.

"Pues si quiere hacer la película, hágala", recordó Hidalgo que le dijo el escritor. De hecho, según la cineasta, al propio García Márquez le pareció que su libro tenía estructura de guión, de modo que después de esa primera conversación a principios del 2007 en Cuba, donde coincidieron, negociaron los derechos de autor.

"Pactamos una cifra simbólica, cuyo monto no voy a divulgar'', indicó la realizadora, que entonces se dio a la tarea de conseguir los dos millones de dólares que costará la filmación de su primer largometraje, a realizarse en la ciudad caribeña de Cartagena de Indias durante unas nueve semanas.

En esa búsqueda de financiamiento Hidalgo se asoció con la productora colombiana Clara María Ochoa y un grupo de productores de Costa Rica. Parte del dinero provino de empresas privadas y parte de fondos suministrados por el estado colombiano.

"Del amor y otros demonios'' narra la historia de una niña de 12 años llamada Sierva María de Todos los ngeles, nacida en un hogar de la burguesía cartagenera del siglo XVIII pero criada por una familia de esclavos negros. "Una hija de marqueses con espíritu de negra'', la describió Hidalgo.

El papel será interpretado por Eliza Triana, hija del también cineasta colombiano Jorge Alí Triana, director, entre otros filmes, de "Esto huele mal'' y "Bolívar soy yo''.

El proceso de dos años para elegir a la protagonista, en el que desfilaron más de un millar de actrices de entre 13 y 20 años, estuvo a cargo de Silvia Amaya, la madre de Eliza.

"La niña fue una de las primeras en presentarse a la selección, pero fue rechazada. Dos años después, cuando le ayudaba a los actores a repasar el libreto, su voz llegó de nuevo a mis oídos y supe, en ese momento, que ella tenía el papel estelar'', recordó la directora.

El filme comenzará a rodarse la última semana de febrero en el centro colonial de Cartagena y en el aledaño cerro de La Popa, a 650 kilómetros al noreste de Bogotá.

La película llegaría a la gran pantalla a principios del 2009.


Comentarios


«Del amor y otros demonios'' con la visión de cineasta costarricense