Del sufrimiento al sosiego

Boca y La Volpe gozan de un poco de paz. Ahora se viene Racing, un choque crucial.



#

Rodrigo Palacio abraza a Bertolo, luego de que el cordobés sentenciara a Justo Villar.

Boca perdió en cinco días varias 'vidas': en un abrir y cerrar de ojos cayó a los pies de River, se le esfumó el invicto en el torneo doméstico y dejó escapar la posibilidad de continuar en una competencia internacional. Golpe a la sien para un equipo que desde hace largo tiempo sólo sabe de éxitos. Pero Boca se levantó de su terapia intensiva, abrió los ojos, recuperó su ritmo cardíaco y mantuvo la punta al vencer al siempre complicado Newell's.

Un triunfo que tiene mucho valor empírico, por mantener el '1' del torneo, pero que también denota un enorme cariz simbólica. Ya lo dijo Ricardo La Volpe luego de la victoria ante la “Lepra”: “si no ganaba salía de la cancha en helicóptero, o me vestía de bombero”, confesó el castigado DT.

La tarde del técnico no comenzó bien. Porque apenas bajó del micro que trasladó al plantel recibió gestos hostiles y algunos insultos. El amexicanado entrenador se hizo el distraído y por dentro dejó correr algunas plegarias. Había que ganar o ganar.

Es cierto que el puntero no mostró su mejor versión, y que le costó dejar en el camino a Newell's; pero estos tres puntos decantaron en varias cuestiones a favor: el liderazgo, calmar los ánimos y llegar tonificado al choque del domingo próximo frente al entonado Racing (en el “Cilindro” de Avellaneda), a ocho fechas del final y con River y Estudiantes pisándole los talones.

Un gusto agridulce le quedó a la gente de Boca cuando el “Mellizo” Barros Schelotto, de discreto partido y encargado de abrir las puertas a la resurrección (puso el 1-0) , se fue expulsado.

Claro, el polémico jugador, quien era cuarto delantero para La Volpe, deberá ver desde la tribuna el partido con la “Academia”, por lo que ahora comenzarán a surgir nombres para reemplazar al reemplazante de Palermo.

De lo mejor que dejó la victoria de Boca fue la irrupción en escena, con papel destacado, de Nicolás

Bertolo, que apenas lleva cinco partidos en primera, pero que en un puñado de días, y dos goles (Nacional de Uruguay y el domingo) se ganó a 'La 12'.

La Volpe ganó un poco de aire, no tuvo que escapar de La Bombonera emulando a De la Rúa y su horizonte ya no tiene tantos nubarrones.


Comentarios


Del sufrimiento al sosiego