Delantero de punta

Vélez se lo dio vuelta a Godoy Cruz con dos goles de Ferreyra y es el nuevo líder.



#

fútbol de afa

DyN

La fecha empezó a puro empate y nadie se quería subir, pero Vélez tiene un delantero que es letal y no perdona. Facundo Ferreyra, más conocido como Chucky, facturó por dos, el Fortín superó 2-1 a Godoy Cruz y así se transformó en el nuevo líder del torneo Inicial, que hasta ayer era exclusividad de Newell’s. Los gritos, tempraneros, llegaron por errores rivales en Liniers. A los 14, la pelota rebotó en Fernando Tobio y le quedó servida a Nico Castro, quien definió perfecto y no le dio chances a Sebastián Sosa. Fue un balde de agua fría para el público que copó el Amalfinati, con la ilusión de terminar bien arriba en la noche de viernes. El empate se dio rápido y también hubo complicidad de los defensores rivales. Esta vez fallaron dos: Nicolás Sánchez, cabeceó débil, Leonardo Sigali no reaccionó y Chucky se filtró entre ambos, gambeteó al arquero y puso el 1-1 de zurda. Volver a empezar y al fin, un par de goles en una jornada que empezó con plaga de ceros (ver página 36). Desde ahí hasta el final de la etapa se hizo un partido de ida y vuelta. Vélez tuvo más tiempo la pelota, pero por momento no supo que hacer con ella, mientras que el Tomba se retrasó unos metros, aunque igual se las ingenió para llegar hasta Sosa. Primero, con otro remate de Castro y después con la primera aparición en la noche de un ex, Mauro Óbolo. En el dueño de casa Ferreyra complicó siempre, pero no tuvo en Lucas Pratto al socio ideal durante los 45 iniciales. El complemento arrancó muy flojo y el partido se cayó hasta los 20. A los dos les costó generar juego y el primero que trató de sacudir la modorra fue Ricardo Gareca, quien metió mano y cambió un par de fichas. La historia no cambió demasiado. Hasta los 29, cuando le quedó otra pelota a Ferreyra, y el punta no perdonó. Una vez más, Sánchez despejó mal y el ex Banfield fusiló a Nelson Ibáñez. 2-1 y punta para Vélez. Ahí sí el Turco Asad (fue ovacionado varias veces por todo el estadio) metió los retoques y el Tomba fue por la paridad. Sin embargo, careció de ideas, extrañó demasiado al Mago Ramírez y nunca pudo perforar la última línea del local. Sin hacer mucho más que su rival, el Fortín cumplió con el objetivo, sumó por tres y es el nuevo puntero del torneo Inicial. A falta de cinco capítulos, Vélez quedó como el gran candidato y demostró que es de los clubes más regulares de los últimos tiempos. Como en toda la era Gareca -¿seguirá después de diciembre?-, el equipo de Liniers da pelea y sueña con otra corona. (AN)


Comentarios


Delantero de punta