Delincuente asesinado y cuatro detenidos tras robo a laboratorio



BUENOS AIRES (Télam).- Un delincuente murió y otros cuatro cómplices fueron detenidos ayer tras tirotearse con la policía que los sorprendió cuando mantenían como rehenes a un vigilador privado y a un empleado de mantenimiento de un laboratorio del barrio porteño de Vélez Sársfield, informaron fuentes policiales.

Un joven que trabaja en el laboratorio aseguró que otros dos empleados se escondieron en una sala de máquinas de la empresa durante más de una hora para evitar que fueran vistos por los delincuentes, hasta que finalmente abandonaron su refugio cuando ingresó la policía y detuvo a los ladrones.

El jefe de la comisaría 43 de la Policía Federal, Luis Norte, afirmó que ninguno de los rehenes ni personal policial resultó herido durante el tiroteo, el cual se produjo dentro del laboratorio y en los techos.

El hecho comenzó cerca de las 7 de ayer en el Laboratorio Poen, situado en Bermúdez 1.004, a metros de César Díaz, de Capital Federal, donde cinco ladrones armados entraron a robar tras reducir a un vigilador.

Según las fuentes, los delincuentes interceptaron a uno de los empleados de mantenimiento del laboratorio en momentos en que llegaba a la empresa y fue recibido por un vigilador privado que le abrió la puerta. Los ladrones amenazaron con armas a ambos empleados y los llevaron a recorrer varias oficinas en busca de la caja fuerte del lugar, informaron fuentes policiales.

Según las fuentes, otros dos empleados de mantenimiento observaron los movimientos extraños y se dieron cuenta de la presencia de los delincuentes, por lo que se escondieron en una sala de máquinas. Uno de estos empleados fue quien llamó a la policía y alertó sobre lo que estaba pasando, por lo que varios patrulleros se dirigieron de inmediato al lugar y cercaron todos los accesos.

Los delincuentes advirtieron la presencia de los policías y pretendieron abortar el robo. Así, llevaron a los dos rehenes hasta la terraza del laboratorio e intentaron escapar por los techos, pero esa maniobra fue observada por los policías que comenzaron a disparar contra los ladrones. Uno de los asaltantes, junto a un cómplice, logró descolgarse de los techos de una casa vecina y cuando fue cercado por los policías, comenzó a disparar y se produjo un enfrentamiento. Como consecuencia de los disparos, el ladrón fue herido y tuvo que ser trasladado de urgencia a un centro asistencial de la zona, donde finalmente murió, mientras que el cómplice depuso su actitud y se entregó al igual que otros dos delincuentes.


Comentarios


Delincuente asesinado y cuatro detenidos tras robo a laboratorio