Delpo duda de jugar ante Italia, por la Davis

La Torre analiza bajarse del equipo campeón que será local en la primera serie del certamen 2017, porque se disputará sobre polvo de ladrillo, superficie que le cuesta, y prefiere parar un poco. Tampoco confirmó su presencia en el Abierto de Australia.



Tenis

Juan Martín Del Potro puso en duda su presencia en la serie de Copa Davis frente a Italia en febrero y también su participación en el Abierto de Australia.

“Para la primera serie, contra Italia, pensando en Copa Davis, falta pero a la vez no tanto. Será en polvo de ladrillo y es una superficie que a mi me cuesta”, comentó Del Potro en la conferencia de prensa en la que promocionó sus exhibiciones del 27 y 28 de este mes ante el español David Ferrer.

“El resto del equipo tampoco sabe lo que va a hacer. Si me pedís otra vez ir a jugar, y la tensión, y ganar, respondo paremos un poco y disfrutemos esto. Cuando estemos un poco más tranquilos y en familia vamos a elegir mejor nuestro calendario”, aseguró.

La serie que se disputará en Parque Sarmiento es importante para el equipo capitaneado por Daniel Orsanic debido a que necesita ganar para asegurarse la permanencia en el Grupo Mundial de 2018. De no hacerlo, debería jugar un repechaje en setiembre, como ocurrió en 2014.

Contó Del Potro que “todavía” le “cuesta entender y hasta disfrutar” la consagración histórica en Zagreb, hace apenas tres semanas, y enseguida repartió elogios a sus compañeros de equipo y al capitán Daniel Orsanic.

“Fue todo impensado. No me sentí ni más ni menos importante, todos fuimos creciendo. Además teníamos un gran capitán (Orsanic)”, destacó.

Distendido y sonriente en la conferencia que dio en el hotel InterContiental y con la tranquilidad de saber “que la Copa Davis está en casa”, Del Potro retomó estos días los entrenamientos pero confió que aún sin un panorama claro sobre los torneos que jugará y si contratará un entrenador.

“Yo lo que necesito es tener a alguien para ponerme bien fisicamente y así poder aguantar todo el año. Para Australia quedan quince días y a ese objetivo no lo lograría. Estamos analizando cuál es la prioridad. Si el tenis me esperó dos años, Australia me puede esperar uno más. Pero también es un torneo en el que si te va bien podés crecer mucho y pelear cosas importantes”, explicó Del Potro.

A contramano de la mayoría de los jugadores del circuito, Del Potro tuvo acaso su mejor año como tenista sin un entrenador, y por eso duda en contratar a alguien.

“No se bien qué voy a hacer. Ir en busca de un entrenador después de haber tenido mi mejor año sin uno es difícil”, agregó.

Del Potro tuvo un regreso mucho mejor de lo que podría haber soñado cuando levantó la copa hace un año, cuando aún dudaba sobre si podría volver a jugar.

“Hace un año estaba en Tandil, sin saber cuándo podría volver a jugar al tenis porque no tenía el alta médica. A la hora de brindar soñaba con volver a jugar. Ahora no se qué voy a pedir”, bromeó.

Del Potro espera que la obtención de la primera Davis signifique un trampolín para el tenis argentino y sueña con un Centro Nacional de desarrollo.

Datos

Del Potro espera que la obtención de la primera Davis signifique un trampolín para el tenis argentino y sueña con un Centro Nacional de desarrollo.

Comentarios


Delpo duda de jugar ante Italia, por la Davis