Demandarán a Neuquén por los límites

Una franja de 12 kilómetros en un área de producción de hidrocarburos es la que está en litigio. El gobierno rionegrino prepara la demanda que será presentada ante la Corte Suprema.



VIEDMA.- La provincia de Río Negro está preparando una demanda que será presentada ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para reclamar la incorporación territorial de estratégicas zonas de petróleo y turismo que en la actualidad están en poder de Neuquén, como consecuencia de trazado erróneo del Meridiano X.

Involucra a una franja -de 12 kilómetros en el límite Norte- en áreas de producción de hidrocarburos, islas de los ríos Limay y Neuquén, además de la isla Victoria en el lago Nahuel Huapi, según surgió de un informe de gestión efectuado por la Comisión de Límites de la Legislatura rionegrina.

Esa comisión aportó una serie de datos para elaborar el borrador de la demanda que estará a cargo de la Fiscalía de Estado. El mes pasado se efectuaron una serie de diligencias consideradas necesarias para verificar el estado de ocupación del lugar.

Si bien está firme la decisión del gobernador Pablo Verani de entablar el enjuiciamiento, aún no hay fecha prevista para la presentación, indicaron fuentes oficiales.

Al presentar el informe de la comisión, su titular Rubén Dalto, recordó que en virtud de las diferencias apuntadas se efectuaron una serie de iniciativas legislativas y un trabajo conjunto con la fiscalía, así como los reclamos de derogación de la ley 18.501 que durante la dictadura militar del general Juan Carlos Onganía “ratificó la traza errónea del meridiano en procura del reconocimiento del dominio rionegrino sobre las zonas mencionadas”.

El parlamentario mencionó que se remitieron cartas documento al gobierno neuquino para que se abstenga de realizar acciones en las zonas de conflicto y al Instituto Geográfico Militar para que no apruebe trabajos cartográficos hasta que se solucione el conflicto.

Dalto consideró que si bien la solución del conflicto con esta provincia es ajena a las actividades de esa comisión, consideró preciso persistir en las acciones reivindicatorias, ratificatorias o ambas en conjunto, en consonancia con lo dispuesto por la Constitución provincial y la inequidad generada por la norma emanada en un gobierno de facto.

Algunas interpretaciones oficiales indican que el conflicto jurisdiccional del meridiano con Neuquén provocará que Río Negro no pueda percibir 300 millones de pesos durante los tres próximos años, en concepto de regalías petrolíferas.

Al Norte serían centros de disputas las localidades fronterizas de Octavio Pico y San Patricio del Chañar que para la cartografía rionegrina actual forman parte de Río Negro.

En este marco, la comisión legislativa remitió una serie de notas a organismos provinciales y nacionales para que se corrijan mapas, folletos turísticos o informes que establezcan antecedentes erróneos sobre los límites provinciales.

En mayo pasado cuando el gobernador visitó el área de influencia de Catriel prometió a pobladores de Peñas Blancas reclamar por los límites.

Un trámite a largo plazo

VIEDMA – El juicio ante el máximo tribunal puede llevar largos años en virtud de toda la papelería que hay que presentar y la convocatoria a peritos de ambas partes.

Uno de los antecedentes que existen en esta cuestión es cuando la Corte declaró la interprovincialidad de las aguas que escurrían por el río Atuel. Una disputa entre Mendoza y La Pampa que inició esta última provincia en 1979 y concluyó 10 años más tarde.

Precisamente con La Pampa, la provincia de Río Negro tiene un conflicto centralizado en las islas del río Colorado, y en particular en la denominada Isla Grande, en la zona de Valle Verde.

Según la comisión rionegrina los límites con la provincia norteña se fijaron en el marco de las leyes 1.532 y 14.408. No obstante, surgieron controversias debido a la ausencia de definiciones sobre la cartografía del curso del río Colorado, de la cual depende la adjudicación de las islas a una u otra provincia.

La solución para evitar toda controversia en el futuro consistiría en realizar un trabajo conjunto de autoridades y técnicos de ambas provincias para definir el dominio sobre las islas y sancionar luego las leyes provinciales correspondientes.


Comentarios


Demandarán a Neuquén por los límites