Logo Rio Negro

Demi Lovato y la maldición de las estrellas de Disney





LOS ÁNGELES.- Britney Spears, Lindsay Lohan, Demi Lovato. Tres estrellas infantiles que tienen más de una característica en común: las tres salieron de la fábrica de sueños que es Disney y las tres enfrentan un presente difícil. Demi Lovato, una de las principales estrellas del momento de Disney, que además iba a participar de la gira con los Jonas Brothers, ingresó en un centro de tratamiento para lidiar con “problemas emocionales y psicológicos”, según aseguraron sus representantes en un comunicado. El representante de la actriz y cantante, protagonista de las dos películas musicales de Disney “Camp Rock”, confirmó que padece problemas emocionales y físicos desde hace ya un tiempo. “Demi ha decidido tomar responsabilidad en sus acciones y buscar ayuda”. Fuentes cercanas a la familia de Lovato aseguran que sus problemas comenzaron en el colegio, cuando la joven fue víctima de un acoso escolar. Una persona familiarizada con la situación le dijo previamente a la AP que Lovato ingresó al centro por desórdenes alimenticios y cortadas autoinfligidas. La fuente, quien pidió no ser identificada, aclaró luego sus palabras diciendo que Lovato ya había enfrentado esos problemas en el pasado. La joven, quien protagoniza las películas “Camp Rock’’ y la serie “Sonny With a Chance’’, se encontraba en una gira internacional como invitada especial de los Jonas Brothers, pero abandonó las presentaciones el fin de semana para ingresar en un centro no identificado, según el comunicado publicado el lunes. El presente de Demi Lovato se parece bastante al de otras estrellas de Disney: Lindsay Lohan fue perdiendo los papeles más importantes en cine (como consecuencia de sus adicciones y sus problemas con la ley); Britney Spears también se vio envuelta en numerosos escándalos no sólo por sus problemas con las drogas sino por la pelea por la custodia de sus hijos. No todo parece tan mágico en el mundo de Disney. (Agencias)


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Demi Lovato y la maldición de las estrellas de Disney