Democracia en riesgo en Honduras

El presidente no hace caso a la Corte, que ordenó restituir al jefe de las Fuerzas Armadas.



#

El presidente Zelaya junto a Romeo Vásquez, el jefe militar al que echó por no acatar una orden.

TEGUCIGALPA.- Una crisis política entre los poderes constitucionales puso ayer en riesgo la democracia en Honduras, donde el Congreso y la Corte Suprema exigieron al presidente Manuel Zelaya que dejara sin efecto su decisión de remover al jefe de las fuerzas armadas, Romeo Vásquez Velásquez.

La situación, que incluyó el desplazamiento de militares con tanques por las calles de Tegucigalpa, llevó a Zelaya a pedir una reunión urgente del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que, según anunció el propio mandatario, se realizará hoy en Washington.

El Congreso unicameral resolvió ayer exigir a Zelaya que restituyera en su cargo al general Vásquez Velásquez, a quien el mandatario destituyó el miércoles, después de que los altos mandos militares se negaran a distribuir los materiales para una consulta popular a realizarse este domingo.

La consulta, convocada por Zelaya, apunta a incluir en las elecciones generales de noviembre un plebiscito sobre una reforma constitucional que posibilite la reelección del mandatario.

Más temprano, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia admitió dos recursos de amparo -presentados por sendos fiscales- que pedían dejar sin efecto la destitución de Vásquez Velásquez y comunicó su decisión al mandatario.

Zelaya habló en la Casa Presidencial ante un grupo de seguidores y afirmó que no le pueden quitar el control de las fuerzas armadas, ya que la Constitución establece que deben estar bajo su mando.

Mientras tanto, cientos de militares rodeaban ayer con tanques la sede presidencial y el aeropuerto internacional de Tegucigalpa.

La movilización de tropas del Primer Batallón de Infantería, situado a cinco kilómetros de la capital, se realizó "para prevenir posibles disturbios por parte de organizaciones populares e indígenas que apoyan al presidente Zelaya", según informó el diario local La Tribuna.

El mandatario llamó a esa consulta para saber si los ciudadanos están de acuerdo con incorporar una "cuarta urna" en las elecciones generales del 29 de noviembre para que se decida, a través de un plebiscito, una posible reforma constitucional que habilite la reelección del presidente, entre otras modificaciones. (DPA/Télam SNI)


Comentarios


Democracia en riesgo en Honduras