Denuncian a empresa petrolera por contaminación

El yacimiento en cuestión está en Fernández Oro y lo opera Pioneer. El dueño del campo pide sanciones y resarcimiento económico.





La vegetación presente en el campo de Miguel Angel Tomás (a la derecha) se ha visto afectada por la extracción de crudo que se realiza en el lugar.
FERNÁNDEZ ORO (AC).- El dueño de un campo ubicado en Fernández Oro, en cuyo subsuelo se encuentra un yacimiento hidrocarburífero, denunció ante la Justicia federal a la empresa petrolera que explota el área por la contaminación de la tierra. Pide una sanción penal contra los directivos de la firma, un resarcimiento por daños y el cobro de servidumbre por la actividad extractiva en su propiedad.

El área petrolera pertenece a Pioneer -que es la demandada- y el dueño del campo es Miguel Angel Tomás, que vive en Neuquén. El viernes el juzgado federal de Roca llamó a las partes a una audiencia de conciliación, pero no hubo acuerdo. La jueza María del Carmen García decidió ese día que el jueves siguiente (mañana) realizaría una inspección ocular en el sitio.

Tomás denunció entonces a la opinión pública que Pioneer puso en marcha un operativo de limpieza del suelo de gran despliegue. Con decenas de viajes de camiones -le dijo a "Río Negro"- hizo desaparecer el crudo que estaba esparcido por su propiedad.

La causa penal y la civil se tramitan en un mismo juzgado, el de García, porque en Roca la Justicia federal no está desdoblada en fueros, como en Neuquén.

La jueza irá a inspeccionar el lugar mañana; personal de la policía federal ya lo hizo tiempo atrás.

Lo que hasta ayer podía verse en el campo de Tomás eran vestigios de petróleo sobre el paisaje desértico. Hasta la escasa vegetación xerófila estaba manchada de negro, a muy poca distancia de la orilla del río Negro.

El propietario de las tierras, en su denuncia, dijo que en el yacimiento existen pozos que nunca fueron tapados y que desbordan agua con hidrocarburos cada vez que cae una lluvia.

Tomás relató que compró el campo, ubicado en la margen sur del río Negro, en la década del "70 y que alguna vez tuvo allí animales. También explotó una cantera de arena con gran presencia de cuarzo, pero en algún momento dejó de ser rentable.

Ahora, con la devaluación, el negocio de la cantera -dijo- volvió a adquirir interés, pero la contaminación del suelo juega en contra de esa actividad. Es más, como Pioneer está llevándose arena del lugar y la reemplaza con material calcáreo, Tomás la acusa de robo.

El yacimiento se llama Estación Fernández Oro y hasta comienzos de la década de 1990 lo explotó YPF en su versión estatal. Fue concesionado luego a Bridas, que traspasó el área a Panamerican Energy y, luego, a Pioneer.

Los únicos accesos al sitio son a través de los puentes de Paso Córdoba (Río Negro) y Las Perlas (Neuquén) o mediante la balsa de Isla Jordán, en Cipolletti. Pero en el sitio del yacimiento hay una pasarela que admite el tránsito a pie y sirve de guía para los ductos de la actividad extractiva. Para Tomás esa comunicación fue otro dolor de cabeza porque desconocidos cruzaron el río y la desmantelaron un par de máquinas que utilizaba en la cantera.

Lo que la jueza federal debe determinar es si, en el ámbito penal, los directivos de la empresa violaron la ley de manejo de residuos peligrosos y, en cuanto al aspecto del derecho civil, si Tomás sufrió efectivamente daños en su propiedad. "Río Negro" pidió a Pioneer una opinión al respecto, pero no hubo respuestas.


Comentarios


Denuncian a empresa petrolera por contaminación