Denuncian abuso sexual en un calabozo de Roca

Un joven detenido por averiguación de antecedentes denunció que fue reducido por tres condenados y obligado a tener sexo oral con uno de ellos. Investigan quién lo



ROCA (AR)- Un aberrante hecho que confirma que de las rejas hacia adentro la situación y el control dejó de ser patrimonio de la policía desde hace tiempo, se habría registrado entre el viernes por la noche y el sábado a la madrugada en la céntrica comisaría Tercera de esta ciudad. Un joven de 19 años que fue detenido por averiguación de antecedentes, increíblemente fue alojado en un calabozo junto a tres condenados derivados de la alcaidía de Roca y denunció que, tras amenazarlo, lo obligaron a practicarle sexo oral a uno de los reos.

A pesar de que los calabozos se encuentran dentro del mismo ala de las distintas oficinas y la unidad policial, la víctima de semejante ultraje no logró pedir auxilio, a pesar de que los policías estarían a no más de cinco o diez metros, a lo sumo, de distancia.

Por más que se busquen, no existen justificativos para semejante aberración. Se podrá decir que la alcaidía de Roca está colmada y que por eso se derivan internos a las unidades policiales, pero lo cierto es que no se concibe cómo algún jefe o encargado del turno en que fue demorado el joven, ordenó que sea alojado junto a tres condenados.

Si bien los nombres de los sospechosos no trascendieron, se supo que al menos dos de ellos están condenados por robo con armas, por lo que de alguna manera queda en evidencia que no se trata de condenas por delitos menores.

La víctima efectuó la denuncia una vez que recuperó su libertad. Incluso, a la unidad policial concurrió la fiscal Ana Benito, quien está a cargo de la investigación que se tramita además en el juzgado de Instrucción Nº6, a cargo de Margarita Carrasco.

El joven de 19 años víctima del ultraje, denunció que una vez que estuvo dentro del calabozo, dos de los condenados lo redujeron por la fuerza y lo obligaron a practicarle sexo oral al tercero. Vanos fueron los intentos por detener la agresión, mientras recibía amenazas para que no denunciara el caso, y además le robaban algunas prendas de vestir, que luego fueron descubiertas por lo uniformados que ingresaron al calabozo, en poder de los agresores.

Cuando la policía ingresó al calabozo, los tres condenados se resistieron a ser reducidos, por lo que se inició un motín que incluyó la quema de colchones, hecho que "Río Negro" publicó en la edición del domingo.

Los acusados del abuso fueron llevados en forma preventiva al hospital, ante la duda de que hubieran inhalado monóxido de carbono tras la quema de los colchones, pero tras comprobarse que no habían sufrido lesiones, se los llevó a la alcaidía.

Mientras tanto, desde la Unidad Regional Segunda no se brindó ninguna información sobre este tema, aunque se supone que al menos se debe haber ordenado una investigación interna para determinar qué oficial o jefe de la unidad, ordenó que el joven haya sido alojado junto a tres delincuentes que se encuentran cumpliendo condenas.

El traslado de condenados de la alcaidía de Roca a comisarías del Alto Valle, es un problema que se viene registrando desde hace tiempo.

Actualmente son más de cincuenta los condenados o procesados que deben ser alojados en comisarías, debido a la falta de espacio en la cárcel de Encausados y al hacinamiento que padecen los internos.


Comentarios


Denuncian abuso sexual en un calabozo de Roca